La Guardia Civil ha detenido a dos personas y desarticulado por completo al grupo organizado que presuntamente había llevado a cabo el robo de un camión cargado con 1.260 baterías con destino a la factoría Renault de Villamuriel de Cerrato (Palencia), así como otros robos similares, y que había alquilado una nave industrial en el polígono de El Casar (Guadalajara) para esconder los camiones sustraídos.

Estas detenciones se han llevado a cabo en la segunda fase de la operación 'Palpapi', desarrollada por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Palencia desde mediados del pasado mes de enero, según ha informado la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha en nota de prensa.

Los agentes han detenido a un hombre y a su compañera sentimental por su implicación directa en los hechos. Igualmente se ha investigado a otros dos varones, que presuntamente acompañaron a los detenidos y que eran los encargados de rajar las lonas de los camiones para comprobar si las mercancías que contenían eran atractivas o no para el grupo de cara a su posterior venta en el mercado negro.

Fruto de las investigaciones, los agentes comprobaron que el grupo alquiló una nave industrial en el polígono 'La Llave', del término municipal de El Casar, a fin de esconder los camiones sustraídos.

Posteriormente, ambos detenidos se desplazaban, junto con los otros dos investigados, hasta polígonos industriales de otras provincias y, tras rajar las lonas de camiones aparcados, sustraían el camión con el semirremolque que contuviera una carga de fácil venta en el mercado negro, escondiéndolo en la nave alquilada.

Los detenidos e investigados cuentan con numerosos antecedentes por hechos de igual naturaleza cometidos por todos el territorio nacional y son considerados por la Guardia Civil como "verdaderos especialistas en inutilizar dispositivos electrónicos de seguimiento de flotas y en vulnerar los sistemas de arranque de las cabezas tractoras".

Asimismo, al grupo organizado, asentado en Madrid capital y Mejorada del Campo (Madrid), se le imputa otros dos robos en camiones, uno en la localidad de Almunia de Doña Godina (Zaragoza) y otro en Molina de Aragón (Guadalajara), cometidos en el pasado mes de enero.

Las diligencias instruidas, junto con los detenidos, han sido puestas a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número seis de Palencia y los efectos recuperados fueron reintegrados a su propietario.