El secretario general de la Sección Estatal de CCOO en Instituciones Penitenciarias, Ángel Moreno, ha criticado este viernes "la falta de personal y de empleados públicos en las instituciones penitenciarias" y ha recalcado que "el hecho de que falte personal repercute directamente sobre la seguridad".

Ángel Moreno ha realizado estas declaraciones en Logroño hasta donde ha acudido para participar en una concentración de sindicatos del Centro Penitenciario de Logroño (APFP, ACAIP-USO, CSI-F, UGT y CCOO) frente a la Delegación de Gobierno para "mostrar su honda preocupación y alarma por la constante disminución de empleados públicos en la prisión de Logroño".

A pesar de que esta problemática "afecta a toda España" en el caso de Logroño se estima que "el déficit puede rondar en torno a los 40 trabajadores" lo que se traduce "en casi un 16 por ciento de la plantilla, un número muy elevado", ha recalcado. Cabe destacar que a fecha 1 de enero de 2016 en la prisión de Logroño trabajan 173 empleados públicos y hay 316 internos. Se trata de movernos en ratios "de un trabajador por cada interno" mientras que aquí "la ratio es superior a dos".

Con este déficit de personal, ha continuado, "cuesta mucho garantizar la seguridad de los internos y de los trabajadores". Por ello, se trata de "un asunto muy relevante y bastante grave" y "nos preocupa, además, que la Administración Penitenciaria no esté invirtiendo en empleados públicos pero sí en empresas privadas para hacer funciones que ya hace la Policía". En este sentido, ha detallado el Ministerio de Interior "ha gastado 33 millones de euros en empresas de seguridad privada y no en empleados públicos" y con ese dinero, ha indicado, "se podrían haber contratado a 800 trabajadores en todo el país".

Por todo ello, ha indicado, "estamos aquí para denunciar la falta de personal y para reclamar que se cubran las vacantes que existen en prisión, no solo en Logroño sino en toda España".

Se trata de "cubrir las vacantes que hay ahora mismo" porque "las funciones que hay que hacer son las mismas, el trabajo no disminuye pero los trabajadores sí".

Así las cosas, "el funcionario debe trabajar el doble y el administrado sufre retrasos inadecuados en su servicio que también se puede traducir en cuestiones de seguridad".

Por su parte, el secretario general de la sección sindical de FSP-UGT La Rioja, Juan Pablo Pérez, ha criticado que "a raíz de esta situación, los trabajadores cuentan con una sobrecarga de trabajo y no pueden hacer bien su trabajo". Además, "nos preocupa cómo repercute en nuestras funciones y en la seguridad de los trabajadores y de los propios empleados".

Plantilla envejecida

A todo ello se suma "la preocupación por contar con una plantilla envejecida que hará empeorar más la situación de cara a los próximos años". Por ello "nosotros seguiremos presionando en todas las direcciones" y ha asegurado que el próximo miércoles "esperamos tener una reunión con el delegado del Gobierno en La Rioja, Alberto Bretón, donde le expondremos la problemática del trabajador penitenciario y los problemas que acarrea a la sociedad riojana el déficit de este personal".

"Somos un colectivo esencial" -ha continuado- por ello "reivindicamos nuestro papel en instituciones, trabajamos en un ámbito hostil pero hacemos una labor social importante" por ello "si no hay trabajadores, no podemos realizar bien nuestras funciones". A todas estas reivindicaciones también suman la exigencia de crear un Plan contra las Agresiones.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.