Trasmediterránea aumentó en 2015 su Ebitda (resultado antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) hasta 41 millones de euros, un 37,6% más que en el ejercicio de 2014.

Este aumento del resultado se debe, principalmente, a la mejora de la eficiencia operativa de la naviera y la reducción de los costes de combustible y de personal, ya que sus ingresos aumentado un 1,7%, hasta 424 millones de euros, según informa la compañía.

Durante 2015 también aumentó en un 3,7% el número de pasajeros transportados, hasta 2.451.323; así como los vehículos transportados, un 0,4% y 545.000 unidades; y los metros lineales de carga, en un 3,4%, hasta 5.651.087.

Incorpora a su flota de baleares el ferry forza

Por otra parte, la naviera ha incorporado a su flota de Baleares el ferry Forza que, desde el pasado 25 de febrero, cubre el servicio entre Valencia y Palma de Mallorca. Dicho buque, gemelo del Tenacia, que también opera Trasmediterránea, fue construido en Italia en 2010. Tiene 199 metros de eslora, 26,6 metros de manga, 6,4 metros de calado, capacidad para cerca de 1.000 pasajeros y 2.200 metros lineales de carga, y desarrolla una velocidad máxima de 24 nudos.

El Forza se une a la flota de 6 buques (5 ferries de pasajeros/carga y un buque de carga), que opera esta naviera en las conexiones desde Barcelona y Valencia con Ibiza, Mahón y Palma de Mallorca.

Trasmediterránea lleva 100 años conectando los principales puertos de Barcelona y Valencia con las Islas Baleares, desde su constitución el 25 de noviembre de 1916 y el inicio de sus operaciones el 1 de enero de 1917. Casi un siglo después, sigue conectando directamente Barcelona y Valencia con Ibiza, Mahón y Palma de Mallorca, además de Formentera. También opera desde el sur de la península a Canarias, Ceuta, Melilla, Marruecos y Argelia.