Un vecino de la localidad onubense de Beas asesinó hoy a su mujer, asestándole un total de 18 martillazos en diferente partes del cuerpo, tras lo que procedió a entregarse en las dependencias de la Guardia Civil, adelantaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Huelva.

La causa, los celos

Este hombre tiene 67 años y, al parecer, ha podido ser un ataque de celosla causa que motivó la agresión a su mujer, que tenía 59 años. Ambos eran viudos, tenían hijos de sus anteriores relaciones y desde hacía tres años convivían en el domicilio de la calle Constitución número 49.

Desde hacía tres años convivían en el domicilio

Por otra parte, desde el Servicio de Emergencias Sanitarias 061 se indicó que entró una llamada a las 16:36 horas solicitando atención médica para la víctima, por lo que un equipo de urgencias se trasladó hasta el lugar de los hechos.

Tras agredir a su esposa, el hombre se dirigió a las dependencias de la Guardia Civil y de forma voluntaria se entregó a las autoridades.

Consternación entre los vecinos

La consternación se ha apoderado de la localidad onubense de Beas después de que sus vecinos hayan conocido a primeras horas de esta tarde el asesinato de F.P.G., de 59 años, a manos de su esposo, José B.F., según precisaron fuentes vecinales.

Era una pareja "normal" y conocida en la localidad

El agresor es hermano del sepulturero del municipio, según los vecinos, que han destacado que era una pareja "normal" y conocida en la localidad, de ahí la gran sorpresa que ha supuesto el crimen.

El cadáver de la víctima permanece en el interior del domicilio, donde a las 19,50 horas actuaba la policía judicial, mientras que el juez ha acudido ya a la vivienda para proceder al levantamiento.

La corporación municipal, según precisaron fuentes municipales, se reunirá en las próximas horas para determinar si se suspenden o no las fiestas patronalesla localidad, que se celebran estos días, y si se adopta alguna medida más en señal de luto.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE HUELVA