El consejero de Salud de la Junta de Andalucía, Aquilino Alonso, ha visitado este viernes el centro de salud 'José Gallego Arroba', en la localidad cordobesa de Puente Genil, tras las obras de reforma integral y ampliación que se han acometido en este edificio que presta asistencia a unos 15.000 usuarios del municipio, y en las que el Gobierno andaluz ha invertido dos millones de euros.

Según ha destacado la Junta en una nota, las actuaciones realizadas han permitido aumentar los espacios asistenciales, reordenar los flujos de atención, concentrar la atención pediátrica en una misma área y eliminar barreras arquitectónicas, entre otras mejoras, de modo que se ha conseguido "mejorar en conjunto aspectos como la intimidad, la comodidad y la accesibilidad".

En esa línea, el titular de Salud ha señalado que "el compromiso de la Junta por seguir mejorando las infraestructuras sanitarias y su dotación en la provincia de Córdoba es firme, como demuestra que estemos hoy visitando una reforma integral que redunda sustancialmente en la asistencia que prestamos a la ciudadanía diariamente y en el trabajo de los profesionales".

El nuevo centro de salud se ha construido sobre los 2.088 metros cuadrados que tenía el anterior, a los que se han sumado otros 360 metros cuadrados en un espacio colindante que quedó disponible tras el traslado del Instituto Nacional de Seguridad Social a otras instalaciones en el municipio. La intervención arquitectónica se ha desarrollado en cinco fases, que se han simultaneado con la actividad asistencial.

Este incremento de espacio ha permitido que cada profesional cuente con su propia consulta o espacio de atención a la ciudadanía. Así, se incrementa el número de consultas de Enfermería en cuatro —pasando de las seis existentes anteriormente a las 10 consultas actuales—; la matrona, enfermera de enlace, trabajadora social, veterinario y farmacéutico disponen ahora de espacios propios de atención al usuario (antes de la obra compartían consultas).

Asimismo, los profesionales del Instituto Provincial de Bienestar Social pasan de una consulta a dos; además, se crea una sala de educación maternal conectada con la consulta de la matrona —antes de la obra, esta actividad se desarrollaba en una sala polivalente del centro—; y, por último, la ampliación ha permitido pasar de una sala de extracciones a cuatro (una sala más amplia con cuatro boxes).

Otra de las novedades es la creación de una zona de clasificación o triaje que no existía en el antiguo centro, y que, según resalta la Junta, permite dar una respuesta más ágil ante casos que requieren una atención rápida, por requerir el paciente consultar con su médico de familia ante un agravamiento de su estado de salud y no haber sido posible dar una cita previa.

Además de estas mejoras, el centro mantiene las consultas de medicina de familia (ocho) y pediatría (dos), la consulta de odontología, la consulta de cirugía menor y citología y las dos de psiquiatría. A las consultas se suman, gracias a la ampliación, otros espacios antes inexistentes como la Biblioteca, la sala de reuniones, el estar de personal y dos despachos destinados a la dirección médica y de enfermería.

La ampliación y reforma de los espacios ha facilitado igualmente ampliar la sala de Educación Sanitaria, incrementar las zonas de espera (antes casi inexistentes) y de atención al usuario, construir nuevos aseos adaptados para personas con problemas de movilidad, mejorar la climatización y eliminar las barreras arquitectónicas de acceso al edificio.

Las nuevas infraestructuras centralizan toda la actividad asistencial —consultas médicas y de enfermería— en la primera planta, "mejorando sustancialmente la accesibilidad del centro", ya que anteriormente se distribuía la actividad en tres plantas.

Además, según explica la Junta, se ha producido una independencia total del área de Pediatría, conectando las consultas de enfermería con las médicas para una mayor comodidad y agilidad asistencial de los menores. Dichos espacios cuentan con gran luminosidad y amplitud. En el área de atención a la mujer, para la realización de citologías, y de cirugía menor también se ha ganado en intimidad y confort, ya que ahora se cuenta con una sala única para los procedimientos y otra de recepción y atención al paciente.

Actividad asistencial

El centro de salud 'José Gallego Arroba', dependiente del Área de Gestión Sanitaria Sur de Córdoba, cuenta con la cartera de servicios completa del Servicio Andaluz de Salud, con consultas de medicina general, pediatría, enfermería, atención al embarazo, parto y puerperio, odontología, salud mental, cirugía menor, planificación familiar, salud ambiental, trabajo social y enfermería gestora de casos, además de tener activos los diferentes programas de salud como el de prevención del tabaquismo, atención a crónicos, niño sano o salud bucodental.

Con una plantilla de 36 profesionales, se atienden anualmente más de 78.000 consultas de medicina de familia (unas 1.600 en domicilio); casi 49.000 consultas de enfermería (más de 7.600 en domicilio); 44.200 consultas de odontología; 4.200 atenciones de trabajo social; más de 350 intervenciones de cirugía menor y unas 700 citologías, entre otras actividades.

La previsión es mantener la actividad asistencial que el centro registra en condiciones de más intimidad, mayor personalización de la atención y mayor comodidad para los profesionales y los ciudadanos.

El centro de salud 'José Gallego Arroba' es uno de los dos centros con los que cuenta Puente Genil, además del Hospital de Alta Resolución del municipio cordobés, dependiente de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.