Familiares de Isabel Fuentes, la mujer asesinada en el Hospital de Ourense en 2015, han acogido este viernes a su marido entre gritos de "asesino" y han pedido que "se pudra en la cárcel".

Vecinos y familiares de Isabel Fuentes han permanecido desde primera hora de la mañana en el exterior de los Juzgados de Verín, donde permanecía declarando Aniceto R. por el asesinato de su esposa.

Entre ellos se encontraba María Isabel López, una prima de Isabel Fuentes residente en Andorra, que ha pedido que el investigado "se pudra en la cárcel" y que ha lamentado que el hombre haya "engañado a toda la familia", dado que nunca observaron ningún comportamiento extraño contra ella.

Asimismo, la mujer ha asegurado que el marido de Isabel Fuentes intentó asesinar a su esposa en el CHUO un día antes de que se produjera el suceso mortal, quitándole el respirador al que estaba conectada, pero que, "como vinieron inmediatamente las enfermeras", no pasó nada.

Puerta con puerta

Tampoco su vecina María Belén González, que vivía "puerta con puerta" con la fallecida, sospechaba la situación que se vivía dentro del hogar de Aniceto e Isabel, a pesar de que "iba todos los días con ella al gimnasio".

"Ella nunca me decía nada", ha señalado la mujer que, sin embargo, sí ha comentado como a veces le decía que "le dolía una rodilla o un brazo", pero que no ató cabos.

"Ojalá nos hubiera dicho algo, si hubiera tenido el coraje de decir ¡Por favor, ayudadme!, inmediatamente la hubiera ayudado", ha relatado la vecina, que ha asegurado "no creerse" la falta de memoria de Aniceto Rodríguez, que "se acuerda perfectamente de todo".

Consulta aquí más noticias de Ourense.