Alrededor de una hora ha durado la declaración de Aniceto R. en el Juzgado de Instrucción Número 1 de Verín, en calidad de investigado por la muerte de su mujer, Isabel Fuentes, que fue asesinada en el Complejo Hospitalario de Ourense cuando se recuperaba de una agresión previa. El hombre, que ha acudido a declarar este viernes, ha contestado a "todas" las preguntas de la jueza y del fiscal, que, a su salida del Juzgado, se ha mostrado confiado en que el juicio se produzca "antes de final de año".

Tras declarar, Aniceto R. ha salido sobre las 10,10 horas del Juzgado protegido por agentes de la Guardia Civil y entre gritos de vecinos y familiares de su esposa, Isabel Fuentes, que esperaban a las puertas del edificio desde primera hora.

Rodríguez ha contestado a todas las preguntas que le han hecho la juez y el fiscal encargado del caso, a pesar de tener paralizado el lado izquierdo de su cuerpo debido al ictus que sufrió cuando se autolesionó con el arma que usó para quitar la vida a su esposa.

A la salida de tomar declaración, el fiscal, Julián Pardinas, ha confirmado que el Ministerio Público tiene previsto acusar a Rodríguez de dos delitos distintos, tentativa de asesinato y asesinato.

De este modo, le acusará de tentativa de asesinato por la agresión que sufrió su mujer en la madrugada del 2 de abril, cuando Isabel Fuentes recibió un fuerte traumatismo craneoencefálico en su casa de Pazos y que Aniceto R. atribuyó a un intento de robo.

A mayores, se le acusará del asesinato de la mujer en el Complexo Hospitalario Universitario Ourensano (CHUO) cuando se estaba recuperando de la agresión. A preguntas de los periodistas, Pardinas ha dicho que el juicio podría ser a final de año "e incluso antes".

Consulta aquí más noticias de Ourense.