El primer nacimiento de este mes de marzo en Bioparc Valencia ha sido un oricteropo, una especie "rara", de hábitos solitarios y nocturnos y que habita la zona que recrea la sabana subterránea, según ha informado el parque en un comunicado.

Este mamífero nativo de África vive en sabanas y zonas boscosas donde encuentra alimento. Es un animal que pasa el día durmiendo y, al anochecer, sale de sus madrigueras en busca de alimentos. El periodo de gestación es de 243 días aproximadamente y suelen tener solo una cría, que se alimenta de día mientras la madre duerme.

Durante las noches, la cría permanece sola en las profundas grutas que excava la madre para que se encuentre protegida y a una temperatura cálida. El pequeño evoluciona "perfectamente" y el equipo técnico de Bioparc sigue un protocolo especial de vigilancia para garantizar su bienestar.

Para mantener el comportamiento natural de la especie, cada noche se retira a la cría de la madre. De esta manera, cuando ella comienza su actividad en el exterior, se mantiene protegida y se realiza una meticulosa revisión del estado de la cría, se limpia, pesa, e hidrata la piel y en caso necesario se le aporta suero glucosado.

Se realiza una seguimiento cada seis horas controlando la temperatura y la humedad del ambiente, para que no sea inferior a 28 grados e incluso con un humidificador especial. Asimismo, durante el día, cuando la madre duerme profundamente, se controla permanentemente para confirmar que se amamanta correctamente con una frecuencia de dos horas. La primera a las 6.00 horas y la última a las 00.00 horas.

Cuando la cría alcance el peso de 2,5 kilos no será necesaria esta vigilancia, cosa que suele suceder a las dos semanas del nacimiento. Actualmente la cría se encuentra fuera de la vista del público aunque se prevé que, si su evolución es positiva, se pueda contemplar en pocos días.

En otra de las instalaciones del parque se podrá ver al padre junto a la joven oricteropo nacida en el año 2014, que muestran una "visión única" de uno de los animales más singulares de África y, al mismo tiempo, un gran desconocido de la fauna africana.

Bioparc Valencia es el único centro de España que ha conseguido que los oricteropos se reproduzcan en varias ocasiones lo que lo convierte en un centro reproductor de esta rara especie.

Consulta aquí más noticias de Valencia.