Las organizaciones ecologistas GRAMA, ARBA, El Soto, Jarama Vivo y Ecologistas en Acción recogerán firmas dirigidas al Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, solicitándole que interponga un recurso de inconstitucionalidad contra la Ley de Medidas Urgentes porque consideran que varios artículos, entre ellos los referentes a la regulación de la actividad de los agentes forestales, "van contra la Carta Magna y los intereses generales de los madrileños".

Ecologistas en Acción va a remitir una carta a Mariano Rajoy para que se oponga también a la ley.

Asimismo, estos entidades han elaborado unos formularios para que cualquier ciudadano pueda remitir una carta al presidente del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, pidiéndole que se oponga a esta Ley, aprobada en julio por la mayoría absoluta del PP en la Asamblea de Madrid, al entender que su aplicación "podría resultar contraria a la propia Constitución".

Estos grupos de protección medioambiental pretenden difundir durante los próximos meses el contenido de la Ley de Medidas Urgentes porque creen que el PP la aprobó "en pleno periodo estival" y fue tramitada "con falta de información y rapidez, lo que ha hurtado cualquier posibilidad de que los ciudadanos conozcan el nuevo texto legal".

Artículos inconstitucionales

En el texto dirigido al Defensor del Pueblo se detallan los artículos que, a juicio de las organizaciones ecologistas, resultan inconstitucionales, bien por invadir competencias estatales, o por contradecir, o no adaptarse a la diferente normativa de carácter básico, aprobada por las Cortes Generales.

Entre ellos reseñan los impedimentos de los agentes forestales para entrar en fincas privadas, "algo que va en contra de la Ley de Montes".

Además, advierten de que Ley de Medidas Urgentes podría invadir competencias estatales en materia de agua "al posibilitar que la Comunidad de Madrid apruebe y construya embalses en la región, algo que solo compete al Estado".