La Cámara de Comptos ha asegurado que la situación económica de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) "se mantiene saneada". Así lo recoge en un informe, que ha remitido al Parlamento, que analiza las cuentas de 2014 de la UPNA, la situación financiera y el grado de cumplimiento de las recomendaciones emitidas en informes anteriores.

El informe señala que en 2014 la UPNA gastó 70,5 millones e ingresó 71,4. El capítulo de gasto más importante es el de personal, con 51 millones, seguido de los gastos en bienes corrientes y servicios, que sumaron 13 millones. Las inversiones de la UPNA en el ejercicio de 2014 ascendieron a 3,8 millones.

En cuanto a los ingresos, las transferencias corrientes suman 56 millones, procedentes en su mayor parte del Gobierno de Navarra. En cuanto a las tasas, en 2014 aportaron 15 millones.

El documento señala que las cuentas de la UPNA "reflejan fielmente la imagen de su patrimonio, su situación financiera y sus resultados económicos y presupuestarios". En cuanto a la legalidad, la actividad económico financiera de la UPNA se desarrolla "de acuerdo a la normativa vigente".

A comienzos de 2015, la UPNA contaba con 1.329 empleados de los que 856 son docentes y el resto personal de administración y servicios. Desde 2009 el número total de empleados se ha reducido en 87 personas.

En cuanto a estudiantes, en el curso 2014-2015 había 8.295 de los que 7.065 cursaban grados y ciclos; el resto, máster y doctorado. En los últimos años apenas ha variado el número de alumnos, aunque se observa una reducción de los que cursan grados y ciclos y un aumento de máster y doctorados.

Por lo que se refiere a la situación económica de la Universidad Pública de Navarra, el informe subraya que "se mantiene saneada". Se apunta, en este sentido, que desde 2009 ha reducido sus gastos 11 millones, especialmente en inversiones y gastos de funcionamiento. En el mismo periodo se han reducido los ingresos en siete millones, sobre todo por la menor aportación del Gobierno de Navarra. Una disminución que se ha compensado parcialmente con un aumento de las tasas y precios públicos.

Así, la UPNA cuenta con un remanente de tesorería no afectado de algo más de seis millones, un endeudamiento -concedido por entidades públicas- de 2,6 millones y una situación de tesorería "desahogada".

Comptos reconoce en su informe que la UPNA está implantando las recomendaciones de anteriores informes, si bien, echa en falta la definición de un modelo plurianual de financiación "que garantice su estabilidad y viabilidad financiera".

El informe también ha analizado las políticas de igualdad de género. En este sentido, la Cámara de Comptos subraya la consideración de la materia como estratégica en el desarrollo de actividades y el esfuerzo que en ese sentido se está haciendo en los ámbitos docente, administrativo y del alumnado.

Consulta aquí más noticias de Navarra.