La Diputación de Segovia sacará a licitación próximamente el servicio de recogida de perros abandonados en la provincia, que evitará en lo posible el sacrificio de los animales y facilitará para ello su adopción.

Según las previsiones del Área de Promoción Económica, el servicio entrará en funcionamiento en tres meses y se prestará junto con los ayuntamientos que lo soliciten, que deberán hacerse cargo de una parte del coste de la gestión de cada perro.

En todo caso, según precisa el diputado del Área, Jaime Pérez, la aportación será menor al coste de identificación o los honorarios del veterinario para el sacrificio.

La Diputación confía en licitar el servicio por una cuantía inferior a los 18.000 euros. Será una asociación de protección de animales o empresa autorizada la que se encargue de recoger los canes y realizar las pruebas de identificación, de manera que, si no existe propietario, se evite el sacrificio mediante adopciones o manteniendo al perro en instalaciones apropiadas.

Para el concurso de adjudicación se requiere que la asociación o empresa en la que se delegue el servicio disponga de instalaciones homologadas, que disponga de una buena red para gestionar las adopciones y que garantice un elevado nivel de bienestar a los animales que no encuentren nuevo propietario.

En Segovia se calcula que residen unos 25.000 perros. Aunque no existen datos oficiales, si se extrapolan las estadísticas nacionales se estima que se abandonan en la provincia 200 ejemplares cada año, a los que se suman aquellos que se pierden, carecen de chip y cuyo propietario se desentiende.

El servicio se sumará al que presta la Protectora de Animales de Segovia, cuya actividad se circunscribe únicamente a la capital, así como al que ofrecen por su cuenta algunas entidades como la de Cuéllar o la Mancomunidad de la Mujer Muerta, integrada por los municipios de Otero de Herreros, Ortigosa del Monte, Navas de Riofrío y La Losa.

La iniciativa fue propuesta por el Grupo de Ciudadanos en la Institución provincial ante las dificultades que encuentran muchos municipios para la recogida de mascotas abandonadas, pues no cuentan con infraestructuras ni personal para hacerlo de manera adecuada ni pueden hacer frente a los gastos derivados de la custodia.

A día de hoy, la de Segovia es la única Diputación de Castilla y León que no cuenta con un convenio de colaboración para garantizar la recogida, una competencia que está atribuida a los ayuntamientos o, en su caso, a las entidades provinciales.

Consulta aquí más noticias de Segovia.