Bono y Gallardón
José Bono y Alberto Ruiz-Gallardón

La polémica causada por las declaraciones del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, en las que expresaba sus ansias de lograr un escaño en el Congreso de los Diputados "para favorecer a los madrileños", parece no tener fin. Esta vez, el último en hablar ha sido el ex-presidente de Castilla-La Mancha, José Bono.

Bono, considera que el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, es uno de los mejores activos de la derecha española y que su rechazo,dentro del propio PP, demuestra que no podrán ganar las elecciones porque "no soportan a los mejores".

"Le soporta Aguirre pero no le quiere, cada vez que habla de que desea ser diputado le dicen que no es el momento y le califican de ambicioso, como si su pretensión fuera inmoral. Lo raro es que quisiera ser cardenal, ¡pero diputado!".

Bono: Le califican de ambicioso. Lo raro es que quiera ser cardenal, ¡pero diputado!

Bono agregó que a Gallardón quien menos le quiere es su propia familia política, y eso es, a su juicio, la prueba de que su enfermedad no es pasajera. "Daría la impresión que tienen que esconder a los que destacan para que sobresalgan los que no levantan cabeza", dijo.

Los primeros en responder a Gallardón fueron, curiosamente, miembros de su propio partido. Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad, afirmó "no estar sorprendida, ya que no es la primera vez que lo dice".

El más directo fue el secretario general del PP, Ángel Acebes, que respondió a Gallardón con un "cada uno debe estar a su trabajo".

Una falta de respeto

Aunque sus declaraciones no fueron tan duras como las del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados. Su secretario general, Jorge Fernández Díaz llegó a decir que las palabras de Gallardón eran "una falta de respeto y de educación hacia el líder del Partido Popular, Mariano Rajoy".

Mariano Rajoy, sin embargo, no dio muestras de sentirse ofendido. Al contrario, agradeció al primer edil de la capital de España su "disponibilidad" para presentarse a su lista, rematando con un "pero es lo único que puedo decir".

El alcalde, sorprendido

En su última comparecencia ante los medio, Gallardón, algo molesto, afirmó que siempre ha defendido los interesas del partido, al tiempo que se mostraba "sorprendido" por que a alguien le extrañe su "ilusión" por ayudar a Mariano Rajoy.

Zapatero también ha hablado sobre este asunto. Lo apuntaló con una sola frase, no sin falta de sorna: "no voy a criticar a Gallardón, ya tiene bastantes que lo hagan".