Mientras se rumorea insistentemente que Angelina Jolie ha aceptado casarse con Brad Pitt, y además planean tener un segundo hijo biológico, la pareja se llevó a sus cuatro hijos a navegar por el lago Michigan, aunque el tiempo no acompañó mucho.

Llevando en brazos a los más pequeños, Brad y Angelina desembarcaron cubiertos por grandes paraguas, que más que protegerles de la lluvia, les ocultaba de las cámaras de los paparazzi.

Los dos actores y sus pequeños se desplazaron hasta este rincón de Estados Unidos para asistir al Chicago Air & Water Show, un espectáculo que congrega a multitud de visitantes.