Cuatro militares iraquíes murieron y otros once soldados estadounidenses resultaron heridos en un doble atentado suicida contra su base conjunta, al norte de Bagdad, según informa el Ejército de EEUU.

 

Según la nota, dos suicidas hicieron explotar la carga que transportaban en sendos vehículos en el interior del campamento conjunto de tropas iraquíes y estadounidenses.

El ejército de EE.UU. ha anunciado la detención de nueve sospechosos.
Ocho de los norteamericanos heridos fueron trasladados al Campo Taji, 30 kilómetros al norte de Bagdad, para ser atendidos, mientras que los tres restantes, junto a cuatro iraquíes heridos, reciben atención en otro centro hospitalario sin determinar.

El comunicado también anuncia la detención de nueve sospechosos supuestamente relacionados con la preparación de estos ataques.

3.722 soldados de EE.UU. muertos en Irak
Mientras, otro soldado estadounidense murió y otros tres resultaron heridos en un enfrentamiento con rebeldes en el oeste de Bagdad, lo que eleva el número de bajas de EEUU desde el comienzo de la invasión de Irak, en marzo de 2003, a 3.722.

Estos nuevos incidentes coincidieron con la colisión de un helicóptero Black Hawk estadounidense en el norte de Irak, en el que murieron 14 militares de EEUU, la cifra más alta en un accidente de helicóptero desde 2005