Pierce Brosnan
El actor Pierce Brosnan, frente al Museo del Prado. INSTAGRAM / Pierce Brosnan

Pierce Brosnan visitó este miércoles la exposición del pintor Ingres en el Prado y el Reina Sofía, donde se fotografió ante el Guernica de Pablo Picasso. El actor irlandés colgó en Instagram una foto tras su visita a ambos museos e hizo lo mismo en Twitter.

Brosnan acompañaba su imagen en Instagram como el texto: "Prado, Madrid... en una exposición asombrosa de Ingres... sexy, grande y que deja con la boca abierta". El mensaje del actor que encarnó al agente 007 no tardó en generar reacciones en Instagram, invitándole a visitar la Alhambra de Granada o los cuadros de Velázquez y Goya que se exhiben también en el Prado.

Sin embargo, la visita al Reina Sofía sí levantó polémica. "Hoy nuestro "Guernica" ha recibido una visita de cine... La de Pierce Brosnan", fue el mensaje que el Reina Sofía tuiteó en su perfil oficial acompañado de la foto del actor frente a la conocida obra del artista malagueño.

El comentario del Reina Sofía desató reacciones de usuarios de la red social, muchas de ellas críticas por permitir hacer fotos de la obra. "@museoreinasofia @PierceBrosnan fotos en sala no, a ver si aprendemos, por mucho Pierce Brosnan que haya...", "@museoreinasofia @PierceBrosnan mmmm... Y la igualdad? Cuando estuve ahí a mí no me dejaron sacar una foto", son algunos de los comentarios de usuarios en Twitter.

Debido a las quejas, el Reina Sofía hizo público un comunicado en su perfil de Facebook en el que ha pedido disculpas por el malestar de los usuarios y ha explicado que la polémica fotografía es "una acción de comunicación" como "otras muchas similares realizadas a lo largo de la historia" del museo.

"Se trata de una iniciativa que busca potenciar el conocimiento de la obra y del museo, tanto dentro como fuera de España, y de aprovechar la oportunidad que nos brinda que una persona del mundo de la cultura haya decidido visitar el Reina Sofía durante su estancia en Madrid", ha indicado la institución. Asimismo, en el comunicado se explica que "la fotografía se realizó, de manera excepcional, con un móvil y sin interferir, en absoluto, en la visita del público que se encontraba en la sala".

El Reina Sofía ha recordado, además, que la decisión de no dejar al público realizar fotografías delante de la obra de Picasso fue "tanto por motivos de conservación (los flashes) como por las constantes y múltiples quejas del propio público, ante la avalancha de cámaras móviles levantadas o grupos posando". Y ha añadido que el museo permite hacer fotografías en el 90% de sus espacios.