La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha garantizado este miércoles que no tendrá "complacencia alguna con los delirios nacionalistas" porque considera que "están en las antípodas de cualquier ideología solidaria e igualitaria y por su propia naturaleza lo que producen es exclusión y confrontación".

En su comparecencia a petición propia en el Parlamento andaluz sobre la situación política de la comunidad, Díaz ha defendido que "todo lo que no sea garantizar la unidad de España es malo para los españoles y para los andaluces" y ha subrayado que "todo lo que no sea preservar el principio de igualdad es malo, muy malo para los andaluces".

Frente a quienes "parecen defender que este debate es la ocasión propicia para que Andalucía obtenga ventajas comparativas respecto a otras comunidades y lo resumen en una sola frase, Andalucía como la que más", la jefa del Ejecutivo andaluz ha señalado que "se llame como se llame, autonomías a dos velocidades, federalismo asimétrico, comunidades y naciones o derecho a decidir, introducir la desigualdad como principio ordenador de nuestro modelo territorial es malo para España y es malo, muy malo para Andalucía".

"Aceptar esos principios incluso con la excusa de poder obtener algún beneficio para Andalucía no es más que dar una coartada a aquellos que nada quieren saber de España y si nada quieren saber de España, mucho menos quieren saber de Andalucía", ha advertido Díaz, que ha subrayado que siempre que ha habido españoles de primera y de segunda, a los andaluces siempre nos ha tocado ser de los de segunda".

"andalucía siempre comprometida con el proyecto nacional de españa"

La presidenta de la Junta ha reivindicado que "Andalucía rompió con ese estado de cosas el 28F, que fue una gran aportación a la convivencia en España porque abrimos en la calle y en las urnas una puerta por la que después han transitado el resto de comunidades autónomas". "Así fue y así debe seguir siendo porque los andaluces siempre y en toda ocasión nos hemos comprometido con el proyecto nacional de España, que no se entendería sin lo que significa y representa Andalucía", ha insistido.

Según ha querido dejar claro, esta posición "no tiene nada que ver con una pulsión centralista o recentralizadora" porque Andalucía "está a la vanguardia de España en autogobierno y lo defendemos con uñas y dientes". Díaz ha defendido la necesidad de "profundizar" en el autogobierno pero ha advertido de que debe "enmarcarse dentro de un proyecto nacional coherente, que sea solidario y respetuoso con la diversidad".

"No esperen de mí como presidenta complacencia alguna con los delirios nacionalistas, creo que están en las antípodas de cualquier ideología solidaria e igualitaria y que por su propia naturaleza lo que producen es exclusión y confrontación", ha añadido la presidenta de la Junta, que ha destacado que esta situación se está "viendo en toda Europa, donde los nacionalismos se han convertido en una amenaza para la propia UE y también para España".

Por todo ello, Díaz ha pedido que "nadie dude de que Andalucía hará oír su voz, como lo ha hecho siempre" y se ha comprometido en buscar que esa voz "vaya acompañada de un amplio consenso político, social e institucional" de Andalucía.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.