Los radioaficionados gallegos se reunirán este fin de semana en Cospeito (Lugo), desde donde transmitirán con antenas de la II Guerra Mundial , que se utilizarán en un concurso internacional y como actividad para difundir su existencia.


La Asociación de Radioaficionados Pórtico da Gloria celebrará el 25 y el 26 de agosto esta iniciativa desde la citada localidad lucense, para ello montará una estación de radioaficionado que como novedad utilizará para transmitir las antenas instaladas en este municipio por los nazis. Los promotores de esta actividad esperan poder contactar con radioaficionados de todo el mundo a través de estas antenas.

Los alemanes instalaron tres bases de este tipo en el mundo, en Cospeito, Sevilla, Noruega, Gran Bretaña y Francia.

Recién finalizada la Guerra Civil, Francisco Franco concedió a Adolf Hitler la posibilidad de instalar bases de radionavegación que facilitasen el posicionamiento de submarinos, barcos y aviones en el Atlántico. En todo el planeta se instalaron cinco, dos en España (una en Cospeito-Lugo y la otra en Sevilla), una en Noruega, otra en Gran Bretaña y una más en Francia.

Como curiosidad, durante la II Guerra Mundial la base sufrió averías y a los alemanes les fue imposible hacer llegar las piezas de recambio y fueron los británicos quien las suministraron, por lo que parece que las antenas fueron utilizadas por los dos bandos.

Cuando terminó la II Guerra Mundial pasaron a depender del Ejercito del Aire Español hasta 1962, cuando quedaron en manos de la Aviación civil. En 1980 quedaron definitivamente fuera de servicio y perteneciendo hasta ahora al Ministerio de Defensa.

Actualmente la base se encuentra en ruinas y una de las tres antenas ha caído a causa de los temporales del invierno pasado. Aunque se habían hecho pruebas de transmisión desde dichas antenas, jamás se habían utilizado para realizar un concurso internacional.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE LUGO.