El candidato a la investidura, Pedro Sánchez, se ha mostrado satisfecho de su discurso a la salida del hemiciclo: "He hecho el discurso que quería hacer", ha asegurado.

Tras recordar que ha estado "más de una hora hablando" en la tribuna de oradores, el candidato socialista ha rehusado en los pasillos hacer declaraciones sobre el contenido de su intervención: "No voy yo a reaccionar a mi discurso", ha bromeado.

Sánchez ha esquivado así la pregunta sobre la omisión en su discurso de una de las medidas más polémicas que contiene el acuerdo que ha firmado con Ciudadanos, que es la de la supresión de las diputaciones provinciales.

El propio Sánchez reconoció ayer ante el Comité Federal del PSOE que está en contra de esa medida, pero explicó que había transigido con ella para salvar el pacto global con el partido de Albert Rivera.