El Cuerpo Nacional de Policía ha detenido en el barrio de San Lázaro de Zamora a un hombre residente en Braganza (Portugal) cuando portaba cincuenta dosis de cocaína y heroína que podrían haber alcanzado un valor en el mercado de 500 euros.

Al notar la presencia policial tiró la droga
La detención tuvo lugar ayer tarde, cuando los agentes observaron en las inmediaciones del colegio Obispo Nieto de Zamora a un hombre que al percatarse de la presencia policial arrojó al suelo dos bolsas que luego se pudo comprobar que tenían sustancias estupefacientes, según informó hoy la Subdelegación del Gobierno.

El detenido, J.C.M.S., de 39 años, que anteriormente había sido detenido en otras seis ocasiones por delitos contra la propiedad, ya ha sido puesto a disposición judicial acusado de un presunto delito de tráfico de estupefacientes.

Las cincuenta dosis de droga incautadas se han remitido al Servicio Territorial de Sanidad para su análisis.