Muertos en Irak
Trabajadores de un hospital preparan varios cadáveres sin identificar para ser enterrados en Baquba (REUTERS). REUTERS
La Policía iraquí ha hallado al oeste de Bagdad una fosa común con los restos mortales de unos 300 civiles asesinados presuntamente por la red terrorista Al Qaeda , ha informado la agencia de noticias iraquí Asuat Al Irak.

El enterramiento fue descubierto recientemente en la aldea de Zaubea, cerca de la ciudad de Faluya, 50 kilómetros al oeste de la capital iraquí, precisó la agencia, que cita a fuentes de seguridad locales.

 

Varios de los cuerpos ya han sido identificados
Según su relato, varios de los esqueletos, que presentan impactos de bala y señales de tortura, han sido identificadas y pertenecen a hombres, mujeres y niños que fueron asesinados presuntamente por miembros de Al Qaeda.

 

Las mismas fuentes recordaron que Al Qaeda actuaba en esa zona en los primeros meses del año, aunque posteriormente fue expulsada por las fuerzas de seguridad.

La aldea donde fue hallada la fosa común está ubicada en la provincia de Al Anbar, considerada el principal feudo de esa organización terrorista en Irak, antes de que las continúas campañas de seguridad la hiciesen desplazarse a otras zonas.