Superado por primera vez en el año el nivel de información a la población por contaminación de ozono

Los niveles de ozono superados hoy podrían causar molestias en la respiración a personas sensibles. Las mayores concentraciones se localizaron en San Martín de Valdeiglesias (durante dos horas), en Buitrago y en Guadarrama (ambos sólo una hora).

El ozono troposférico (no confundir con el estratosférico, cuya capa protege la Tierra de las radiaciones solares) es un contaminante secundario, es decir, que se produce a partir de otros contaminantes emitidos por los coches o la industria y, además, a varios kilómetros de donde se producen.

Los niveles superados hoy podrían agravar las dolencias de personas asmáticas o con problemas respiratorios
Sus efectos sobre la salud depende de su nivel de concentración. A partir de 180 microgramos por metro cúbico (el nivel de información que se ha superado hoy), ciertas personas -especialmente las
asmáticas y las que tienen
problemas respiratorios- podrían ver aumentadas sus dolencias.

La Comunidad de Madrid dispone de varias estaciones de medición de elementos contaminantes como el ozono troposférico. Los datos, actualizados cada hora, pueden ser consultados en la página web de la Consejería de Medio Ambiente.

Las superaciones de los niveles de información a la población (más de 180 microgramos de ozono por metro cúbico) son habituales en Madrid durante los meses de verano, sobre todo en los días calurosos y con poco viento.

Problemas para la salud

En el caso de que se superen los 240 microgramos por metro cúbico (nivel de alerta a la población), existe riesgo para la salud humana. Esto ocurre raras veces, pero dichos niveles contaminantes podrían provocar problemas respiratorios en cualquier persona.

La Administración ha de informar a la población cuando se superan los niveles establecidos por la UE
Según la legislación de la Unión Europea, se ha de informar a la población cuando se superan los 180 microgramos, y a aconsejar a las personas sensibles al ozono que no hagan esfuerzo físico ni largas estancias al aire libre.

Si se llega al nivel de alerta, la Administración debería desaconsejar, de manera general, el ejercicio físico de larga duración al aire libre, hasta que los niveles de contaminación remitan. Se puede dar el caso de que se suspendan, por ejemplo, competiciones deportivas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento