El alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, se ha mostrado satisfecho de cómo se ha resuelto el tema del tiburón, que ha estado merodeando la playa tarraconense del Miracle -ya abierta al baño- los últimos días. Para el máximo responsable de la ciudad "ha ido más que bien, ya que no estábamos preparados" para la llegada de un tiburón de este tipo.

Lo más importante, ha declarado Ballesteros en una radio local, es que se ha garantizado en todo momento la seguridad de los bañistas y la salud del animal, trasladado al Aquàrium de Barcelona una vez fue capturado.

Además, el primer edil de Tarragona, se ha mostrado sorprendido por el efecto mediático que el nombre de la ciudad ha tenido en todo el mundo.

Primeras fiestas de Sant Magí

Ballesteros ha vivido este agosto sus primeras fiestas de Sant Magí como alcalde de la ciudad y ha asegurado que ha disfrutado mucho y las ha vivido "muy intensamente".

Para las fiestas de septiembre, las de la co-patrona de la ciudad, de Santa Tecla, Ballesteros ha manifestado su intención de "descentralizar" las fiestas, para que de esta manera sean los actos convocados los que lleguen a los barrios y a los ciudadanos. Esta decisión, ha reconocido, está forzada como consecuencia del resultado de una encuesta que aseguraba que un gran número de ciudadanos no consideraba propia la fiesta de Santa Tecla.

Aun así, el programa festivo se mantiene en secreto -incluso para el propio alcalde- y Ballesteros ha remitido a Sandra Coloma Santos, concejala de Cultura, como responsable de la coordinación de los actos festivos. Esta misma semana se reunirán para cerrar el programa y darlo a conocer.

Prioridades del alcalde

Ballesteros ha asegurado que introducirá los cambios necesarios en el POUM para que todos los vecinos estén satisfechos
En la entrevista radiofónica de hoy el alcalde también ha tratado otros temas de la actualidad tarraconense como, por ejemplo, el Plan de Ordenación Urbanística Municipal (POUM) que ayer estuvo presente en el pleno municipal con la presencia de algunos de los afectados para protestar por su ejecución.

Ballesteros ha asegurado que introducirá los cambios necesarios en el POUM para que todos los vecinos estén satisfechos y también se ha mostrado a favor de que la oposición municipal participe del proyecto. El alcalde se ha solidarizado con los vecinos: "Están preocupados y tienen la razón. No se tomará ninguna medida sin consultarlos".

Ballesteros ha presentado una retahíla de prioridades para esta legislatura entre las que ha destacado, además del POUM, solucionar los problemas del parking Jaime I, ofrecer 400 plazas más de guardería, acabar el plan de piscinas, llevar a cabo la construcción de un nuevo estadio de fútbol para el Gimnàstic, la construcción de un nuevo teatro y, pese a no estar solo en sus manos, que se resuelvan los problemas circulatorios que rodean a la ciudad, tanto en la AP-7 como en la N-340.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE TARRAGONA.