Javier Reverte
El escritor Javier Reverte. AGENCIAS

Unas horas antes de la reunión que mantuvieron el pasado lunes 29 de enero a las 17 horas representantes de la plataforma Seguir Creando con la ministra de Trabajo en funciones Fátima Báñez, el portavoz de la plataforma Manuel Rico, hablaba claro con 20minutos sobre lo que iban a pedir: primero que sepan la situación de los creadores jubilados y luego que paralicen las multas.

El creador ha de elegir entre dejar de hacerlo (o hacerlo gratuitamente) o renunciar a su pensión "A Javier Reverte le reclaman 120 000 euros además de haberle quitado la pensión y obligado a cotizar en autónomos". El motivo, la clave y el porqué de esta plataforma es que según la legislación actual cobrar una pensión es incompatible con la actividad creadora.

Así, desde 2012, cualquier profesional de la creación jubilado que desee continuar su actividad intelectual ha de elegir entre dejar de hacerlo (o hacerlo gratuitamente) o renunciar a su pensión.

Una vez celebrada la reunión con la ministra, Manuel Rico ha expresado a este medio el compromiso de Báñez con ellos: "Estaba de acuerdo y dijo que ayudaría a que se modificara la legislación, pero que estando el Congreso como está es muy difícil ahora hacer algo". ¿Puede dar la orden de paralizar las sanciones entonces? "Sí, puede hacerlo", responde Rico. Si lo hará o no habrá que esperar. "De momento ha pedido todos los expedientes abiertos, que son 28". Y son 28 de las 17 000 inspecciones que abrieron.

"Es que como dice Forges se nos comunica que se nos sube la pensión 5 céntimos pero nadie nos habla de la reforma que se hace para que se elija entre la pensión o los posibles beneficios de la actividad creadora. Por eso ninguno estaba al tanto", recalca Rico.

Ha dicho que ayudará a que se modifique la legislaciónSon muchos los afectados y algunos ya han expresado su decisión: "Antonio Gamoneda ha dicho que no cobrará por sus libros para poder mantener su pensión", relata Rico, que muestra su indignación ante la paralización del valor creador e intelectual que supone esto. "Es que además se declara a Hacienda. No sucede ni en Italia ni en Francia ni en Alemania ni en ningún país desarrollado".

Cita Manuel otro caso: "Un traductor que se pasó mil euros la cifra anual que permiten cobrar por actividad creadora (9.000 euros) un año; y 3.000 otro año, ha sido multado con más de 70.000 euros". Añade Rico: "Y es que los escritores cuanto mayores somos en mejores condiciones intelectuales estamos de crear".