Gallos de pelea
Un gallo herido tras una pelea. Foto: archivo.

Agentes de la Policía Local de Valencia intervinieron ayer 22 gallos de pelea que se encontraban en un estado "lamentable" en jaulas en un bajo de la calle San Pedro, que fueron puestos a disposición del Ayuntamiento.

Del mismo modo, identificaron a su propietario para dar cuenta de los hechos a la autoridad judicial, según informaron hoy fuentes policiales.

Local abandonado

Los hechos sucedieron ayer a las 17.30 horas cuando una patrulla del distrito del Marítim que prestaba servicio de vigilancia por la calle San Pedro observó un gran número de personas frente a un bajo que se encuentra abandonado y en estado ruinoso.

Los agentes comprobaron que el interior del lugar se encontraba lleno de jaulas con un total de 22 gallos de pelea junto a su propietario.

El interior se encontraba lleno de jaulas con un total de 22 gallos de pelea

El estado en el que se encontraban los animales, según las mismas fuentes, era "lamentable" con heridas sangrantes y falta de plumaje. Asimismo, el recinto presentaba "falta de higiene, gran cantidad de insectos y animales muertos en descomposición".

El propietario de los gallos manifestó a los policías que los animales no se encontraban bajo ningún control sanitario y afirmó que desconocía que tuviera que darlos de alta en sanidad.

Al lugar acudieron técnicos de la Unidad de Bomberos para valorar la situación del bajo, y concluyeron la necesidad de desojar el solar y tapiar la entrada. También fue reclamado un equipo de zoonosis para la retirada de los animales y efectuar una denuncia por infracción de las ordenanzas municipales de tenencia de animales y núcleo zoológico, según las mismas fuentes.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA