La Policía Local de Málaga recibió en la madrugada del domingo una llamada de una vecina de la zona de Bailén. Dos menores de siete años estaban encerradas en una habitación y no paraban de llorar, según informa el Diario Sur, en su edición digital.

Los agentes se personaron en la vivienda y localizaron, gracias al teléfono móvil, a la madre de una de ellas que se presentó en la casa pero sin la llave de la habitación en la que se encontraban las niñas. Ante los insistentes llantos de las pequeñas, la Policía decidió intervenir y sacarlas de la habitación. Para ello tuvieron que desmontar una ventana.

Las encerraban para irse al bar
Mientras se las trasladaba al Hospital Materno, las niñas afirmaron, de forma espontánea, que sus madres las dejaban para irse a un bar.

Según la mujer que alertó a la policía, aquella situación solía repetirse cada noche. Las menores llegaban incluso a cenar solas en dicha habitación.

Las dos mujeres, de 37 y 29 años y nacionalidad boliviana, fueron detenidas por supuesto abandono de menores y han quedado en libertad con cargos. Las niñas vuelven a estar con ellas, según informa el Diario Sur .

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE MÁLAGA.