Euríbor
El actual euríbor ha alcanzado mínimos históricos. ARCHIVO

Pagar por prestar dinero. Un "contradiós", aseguraba hace dos semanas la patronal bancaria. Pero un escenario que puede convertirse en realidad de proseguir el euríbor con su derrumbe progresivo que le ha hecho cerrar este mes de febrero, por primera vez en su historia, en tipos negativos (-0,008%).

"En el mundo económico estamos asistiendo en estos años a cosas que no habíamos visto antes y este escenario del euríbor es histórico y excepcional", explica a 20minutos Santos González, presidente de la Asociación Hipotecaria Española (AHE).

La rebaja del euríbor supone una merma en los ingresos de las entidades bancarias, ya de por sí debilitadas por los bajos tipos de interés en la eurozona que reducen su margen de beneficios. Pero además se introduce un escenario novedoso. Porque con un euríbor negativo, ¿tendrían los bancos que devolver dinero a las personas que se hipotecaron en base a este índice? ¿Pueden negarse a hacerlo?

Lo primero, ¿qué es el euríbor?

El nombre del índice es un acrónimo de Euro Interbank Offered Rate, es decir, el tipo de interés al que los bancos de la eurozona estarían dispuestos a prestarse dinero. Es decir, no miden datos ciertos, sino la confianza de estos bancos en el comportamiento de estos tipos. El interés diario del euríbor lo fijan las principales entidades bancarias que operan en Europa. Hace cuatro años era casi una cincuentena las que negociaban este precio, pero ahora se ha visto reducida a un panel de 24, entre las que hay cuatro españoles: Banco Santander, Caixabank, BBVA y Cecabank.

¿Cómo ha llegado a terreno negativo?

Para explicarlo, hay que mirar a la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE). El euríbor no lo fija el regulador bancario europeo, pero sus decisiones han afectado directamente al índice. La tasa de depósito bancario —el interés que remunera el BCE al dinero que dejan sus entidades en sus cuentas— es actualmente del -0,3% por una decisión del organismo: el BCE confía en que al remunerar poco el dinero, las entidades prefieran moverlo en el sistema y dedicarlo a la economía productiva. Pero de forma inesperada para el organismo dirigido por Mario Draghi, ahora en la eurozona hay más dinero circulando que actividad económica. "La consecuencia es que el euríbor está cayendo por la altísima liquidez en el sistema", explica a 20minutos Jaime Díez, analista de XTB; "el BCE pone el precio del dinero y este ahora es negativo, así que esta presión bajista se traslada al euríbor".

¿Y por qué importa para las hipotecas?

El euríbor a 12 meses —técnicamente indica el precio que al plazo de un año estarían dispuestas a prestarse dinero las entidades— es el tipo de interés de referencia más utilizado por los bancos para conceder hipotecas a interés variable. La persona que suscribe el crédito hipotecario recibe el dinero que necesita para comprar su casa y lo devuelve en letras mensuales con un interés marcado por el euríbor más un tipo diferencial, que suele bascular entre el 0,5% y el 1%. "La mayor parte de las hipotecas se han concedido en el pasado en diferenciales cercanos al 1%", asegura Jaime Díez.

¿Tendría el banco que pagarnos por nuestra hipoteca?

De momento, no. Es el Euríbor el que ha bajado a tipos negativos, pero no laos intereses de la hipoteca. La explicación está en el diferencial que se aplica a los intereses. Si, por ejemplo, una hipoteca se indexó al euríbor más un diferencial del 0,5%, para que el préstamo fuera beneficioso al cliente el tipo mensual del euríbor no debería caer al -0,008% como este mes de febrero, sino por debajo del -0,5%. Y si la hipoteca estuviera fijada con un diferencial del 1%, el euríbor debería bajar del -1% para que el cliente dejara de pagar intereses al banco por sus préstamos. Según la AEH, "ninguna hipoteca se ha contratado sin incluir un diferencial en el euríbor", así que las entidades aún esquivan la posibilidad de perder dinero con las casi seis millones de hipotecas con 'vida' en el mercado.

¿Quiénes serían los primeros beneficiados?

Si las tasas mensuales siguen bajando —y así lo esperan diversos analistas consultados por 20minutos— serán posiblemente los empleados de las entidades bancarias los primeros que verán compensado su diferencial. "A ellos se les concedieron hipotecas más beneficiosas, con diferenciales del 0,10 ó 0,15%", explica Jaime Díez. Sería extraño, en todo caso, que si la caída del euríbor rebasara el margen del diferencial de estos hipotecados, fueran a reclamar el pago de una menor cuota a la entidad para la que trabajan y que les concedió, en primer instante, una hipoteca con mejores tipos de los que había en el mercado.

¿Y podría seguir bajando el euríbor?

Dependerá de la decisión que Mario Draghi, como presidente del BCE, tome en el mes de marzo. Si decide aplicar medidas monetarias agresivas y rebajase el tipo de interés de los depósitos desde el -0,3% actual hasta un -0,6 o -0,7%, según Jaime Díez, "asistiríamos de un día para el siguiente a una caída brutal del euríbor, que podría situarse en el -0,2%". En ese caso, algunas hipotecas ya se situarían en el escenario de tener un tipo mensual negativo. "Sería una situación dramática y yo personalmente no veo tanto margen de caída", apunta el analista de XTB.

¿Cómo están reaccionando los bancos?

Las entidades no tienen capacidad de maniobra con los contratos hipotecarios antiguos. "Este acontecimiento es tan inusual y tiene tan poca lógica, que no estaba previsto en las hipotecas firmadas hasta ahora", anota Santos González. Pero los bancos no se han quedado quietos y están optando en los acuerdos actuales por cubrirse las espaldas ante este nuevo escenario de un euríbor en números rojos. "Están actuando ya de tres formas", explica Jaime Díez; "la primera, ampliando sus diferenciales, por otro lado vendiendo más hipotecas con tipos de interés fijos —ahora suponen menos del 9,8% del total de hipotecas firmadas— y finalmente incluyendo una 'cláusula cero' que impide rebajar el tipo de interés de la hipoteca hasta cifras negativas.

En ese caso, ¿se puede negar el banco a 'pagar' por sus préstamos?

El presidente de la AEB, José María Roldán, ya consideró hace un par de semanas que pagar por prestar dinero era "un contradiós". En este sentido, si el euríbor siguiera cayendo, algunas hipotecas —muchas orientadas a los jóvenes se contrataron con márgenes del 0,25%-0,30%— podrían comenzar a devolver más cuota cada mes por los intereses negativos que genera. Es decir, el hipotecado no recibiría dinero por los intereses negativos, pero reduciría la duración de su deuda porque amortizaría más cantidad por una letra de similar cuantía. Los bancos consideran que esto va en contra del negocio bancario, que es prestar dinero a cambio de un remuneración. Y que como máximo, los clientes solo dejarían de pagar intereses. "Es importante no generar expectativas de que uno pidió un préstamo y encima ganará dinero por pedirlo", advierte Santos González, que considera este escenario un "fenómeno sin precedentes" ante el que las autoridades económicas del país "deberían pronunciarse" para dar seguridad jurídica a las entidades y a los clientes.

¿Podría un cliente reclamar si el banco se niega?

Eso defienden algunas asociaciones como la Organización de Consumidores de Usuarios (OCU), que no entendería que el banco ahora no se atuviera a lo firmado, cuando sí aducen esta firma pactada como criterio en otros casos como las cláusulas suelo. "Es poco probable, pero si los intereses aplicables a los consumidores llega a ser negativos, exigiremos el cumplimiento de los contratos e iniciaremos todas las acciones necesarias para obligar a los bancos a cumplirlos", asegura la OCU en un comunicado. "Ahí ya decidirá el banco qué quiere hacer", argumenta Jaime Díez, de XTB; "pueden llegar a juicio para defender la postura de que no tiene sentido un tipo de interés negativo y la otra opción es que lo asuma, ahorre tiempo y dinero y quede mejor ante sus clientes".

En todo caso, ¿notaremos ya esta bajada de febrero en nuestra hipoteca?

Habrá que esperar a que el Banco de España confirme dentro de unos días la tasa media mensual del -0,008% de febrero. Según explica a 20minutos la Asociación Hipotecaria Española (AHE), aquellas personas que hayan pedido un préstamo de 105.000 euros —la cuantía media de una hipoteca en España— gracias el euríbor negativo de febrero se ahorrará hasta 12,50 euros al mes (unos 144 euros al año).  "En todo caso, los tipos medios mensuales se aplican siempre con dos meses de retraso, así que los hipotecados empezarán en abril a beneficiarse de los tipos negativos de febrero".