Los conductores que viajan en dirección Tarragona por la AP7 salen y vuelven a entrar de la autopista para ahorrarse el peaje. Lo consiguen girando por la rotonda.

Al volverse a incorporar, se les entrega un ticket que les exime del peaje. Se ahorran 2.35 euros. Muchos coches realizan el mismo giro y corren el riesgo de encontrarse con otro vehículo de frente.

La maniobra está prohibida y, además, de accidentes, genera retenciones en carretera. Este truco lo conocen también los camioneros. Sus vehículos son de gran tonelaje y colapsan la rotonda. Ellos se ahorran 5 euros y medio.

Los conductores salen y vuelven a entrar de la autopista para ahorrarse el peaje

Otra cabriola es más sencilla y menos peligrosa. Consiste en abandonar la autopista antes de llegar al peaje por la salida de Arenys de Mar. Circular unos 100 metros paralelos a la autopista, pasar el peaje e incorporarse en éste otro. Con esta maniobra sólo nos ahorramos 74 céntimos.

Tráfico admite que esquivar estos peajes no es ilegal pero expresa su preocupación por los accidentes y aglomeraciones que conlleva la maniobra.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE TARRAGONA