El Ayuntamiento de Madrid habilitará la semana que viene el nuevo acceso al vertedero de Valdemingómez, con el que se pretende impedir las continuas agresiones que han sufrido reiteradamente los trabajadores de la recogida de basura y limpieza viaria a su paso por el poblado chabolista la Cañada Real Galiana, informaron hoy a Europa Press fuentes municipales.

El nuevo recorrido se habilitará a lo largo de la semana que viene

Actualmente se están instalando las señalizaciones de uso e iluminación del nuevo recorrido que se habilitará a lo largo la siguiente semana, con el que se busca acabar de una vez por todas con los ataques que han padecido los empleados municipales, muchos de ellos a manos de grupos de jóvenes de la zona, que tenían que cruzar el poblado para llegar hasta el vertedero.

Los empleados de la recogida de la basura de Madrid cuentan desde hace mes y medio con cinco coches patrulla que acompañan a los camiones durante la entrada y salida del vertedero durante la noche, informó hoy CC OO. El sindicato exigió que se abra este nuevo acceso cuanto antes, ya que los trabajadores "no quieren seguir trabajando con miedo".

Críticas de CC OO

Según CC OO, la construcción del acceso estaba paralizada por la falta de entendimiento entre el Ministerio de Fomento, propietario de un tramo de 800 metros, y el Ayuntamiento, que prefería hacer un acceso por la M-50.

Sin embargo, un portavoz de la Concejalía de Medio Ambiente negó esta versión y atribuyó el retraso a que con el trazado alternativo se han tenido que modificar dos tuberías de transporte de agua del Canal de Isabel II y una línea de alta tensión para el alumbrado de la M-50 y el parque.

En un principio, las obras deberían haber finalizado entre el 8 y el 15 de agosto, aunque debido a este retraso el acceso no entrará en funcionamiento hasta la semana que viene