Dean ha llegado a México convertido en un huracán catastrófico.
Dean ha llegado a México convertido en un huracán catastrófico. EFE

El ojo del huracán Dean, con devastadores efectos potenciales al arrastrar vientos sostenidos de 260 kilómetros y rachas superiores a 315 kilómetros por hora, ha llegado a la península de Yucatán (México), según informó en su último boletín el Servicio Nacional Meteorológico .

Los expertos indican que el ojo del devastador huracán de categoría cinco, la máxima en la escala de Saffir-Simpson, ha sido detectado en las inmediaciones de Puerto Bravo (Estado de Quintana Roo) y a 65 kilómetros al este de la ciudad de Chetumal, donde los fuertes vientos se hicieron sentir en medio de la oscuridad nocturna.

Las autoridades mexicanas de varios estados se encuentran en estado de Alerta Maxima

Dean se desplaza al oeste a 32 kilómetros por hora, con una potencia que, según el SMN, lo convierte en un huracán "catastrófico".

Los expertos esperan que Dean atraviese esta tarde (hora local) la península de Yucatán y alcance de noche la bahía sur de Campeche (México), sin que por el momento sea previsible una disminución de la fuerza del huracán luego de su impacto en tierra firme.

Toda la costa de Belice así como el este de la península de Yucatán en México hasta Cancún han permanecido en estado de alerta por huracán desde hace unos días. El Dean representa una amenaza también para la costa oeste de la península de Yucatán, desde el sur de Progreso hasta Chilitepec, indica el CNH.

Las autoridades meteorológicas decretaron zona de alerta por lluvia en toda la península de Yucatán y alerta máxima por el huracán desde el centro turístico de Cancún hasta Chetumal (en Quintana Roo), y de Puerto Progreso (Yucatán) a Ciudad de Carmen (Campeche). Igualmente, desde Chilitepec a Veracruz.

El CNH advierte de los efectos de tormenta tropical que se extiende también hasta el oeste de Cuba, en las provincias de Pinar del Río, La Habana e Isla de la Juventud.

Además se mantiene la alerta preventiva desde Ciudad del Carmen (Campeche) hasta Tampico (Tamaulipas), sobre el Golfo de México.

Los primeros fuertes vientos sobre las costas mexicanas comenzaron a sentirse alrededor de las 01.00 horas locales de hoy martes (6.00 GMT), rompiendo con la tensa calma en el sur del Caribe mexicano.

El Gobierno del Estado de Quintana Roo mantiene un amplio operativo ayudado por fuerzas del Ejército y por efectivos de la Policía Federal Preventiva que patrullaban las calles.

El ejecutivo local, encabezado por el gobernador Félix González Canto, advirtió del peligro y la falsa calma que producirá el posible paso del ojo del huracán por esta ciudad y pidió a la población que no se confiara y se mantuviera en sus hogares y refugios.