El Gobierno chino ha señalado que los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 están atrayendo a terroristas internacionales que se están infiltrando en China y que podrían llegar a cometer secuestros aéreos, según informa la prensa local.

"Debido a la complejidad de la lucha antiterrorista dentro y fuera de nuestras fronteras, China necesita reforzar su sistema de alerta, mejorar sus instalaciones y sus mecanismos de reacción contra secuestros para garantizar la seguridad durante los Juegos Olímpicos", ha señalado el viceprimer ministro Zeng Peiyan.

China necesita mejorar sus mecanismos de reacción contra secuestros

El diario China Daily recoge este martes unas declaraciones del viceministro de Seguridad Pública, Zhang Xinfeng, en las que señala: "Algunos terroristas internacionales se están infiltrando en China, lo que supone un nuevo obstáculo para los esfuerzos anti-secuestro".

"Los aparatos de aviación civil podrían ser un objetivo para un ataque terrorista", añadió Zhang.

Por su parte, el viceministro de la Administración General de Aviación Civil, Wang Changshun, ha anunciado que el volumen de tráfico aéreo de los principales aeropuertos chinos se incrementará en un 50% durante los Juegos Olímpicos que se celebrarán en agosto del año próximo.

Políticos, atletas, periodistas y aficionados al deporte se desplazarán a China en esas fechas.

"Nuestro esfuerzo para prevenir secuestros, como parte de la seguridad para los Juegos, se enfrenta a graves exámenes", ha advertido Wang.

Estas autoridades han anunciado esta amenaza terrorista durante la celebración de unas maniobras aéreas anti-secuestro, las Falcon 07, que se llevaron a cabo el domingo en Dalian, una importante ciudad portuaria de la provincia de Liaoning, extremo nororiental del país.