Militante de Hamás muerto
Un grupo de palestinos portan el cadáver de unos de los seis milicainos muertos en un bombardeo israelí (REUTERS). REUTERS

Seis militantes del grupo terrorista islámico Hamás han resultado muertos y otros dos heridos en un bombardeo del Ejercito israelí en la zona central de Gaza, informaron fuentes hospitalarias palestinas.

Al parecer, el objetivo del ataque fue un vehículo en el que viajaban los ocho militantes de Hamás y que transitaba por las cercanías del campamento de refugiados de Al Bureij.

Portavoces del Ejército israelí han confirmado el ataque, pero aseguraron que fue lanzado por unidades terrestres, y no por un helicóptero militar. Según ellos, los ocupantes del vehículo "pertenecían a una célula terrorista" y habían disparado previamente cohetes artesanales Al Qassam sobre Israel.

Tras esta horrible masacre todas las opciones están abiertas para la Brigadas de Azedín Al Kasam"

Hamás, por su parte, ha amenazado con vengar con todos los medios a su alcance la muerte de seis de sus miembros. "Tras esta horrible masacre todas las opciones están abiertas para la Brigadas de Azedín Al Kasam", ha asegurado el portavoz en Gaza de ese brazo armado de Hamás, Abu Obaida.

Según testigos presenciales, cuatro de los seis muertos pertenecían al brazo armado de Hamás, mientras que los otros dos eran miembros de la Fuerza Ejecutiva, el cuerpo de seguridad creado por el movimiento islamista tras su llegada al poder, en marzo de 2006.

Los testigos agregaron que el coche pertenecía a las fuerzas de seguridad de Hamás y que, tras el ataque aéreo, varios tanques israelíes abrieron fuego contra el lugar del bombardeo y se internaron en el área