Un terremoto de 6,5 grados en la escala de Richter ha sacudido este lunes las islas del sur del archipiélago de Filipinas, sin que las autoridades hayan informado hasta el momento acerca de víctimas o daños materiales.

El Servicio Geológico de Estados Unidos ha informado de que el epicentro del seísmo fue detectado a 10 kilómetros de profundidad y a 225 kilómetros al sureste de la localidad de Davao, en la isla de Mindanao.

De momento no hay aviso sobre una eventual ola gigante
Antes, el Instituto de Vulcanología de Filipinas detectó otros tres seísmos de menor intensidad en la región de Cotabato, también al sur del archipiélago.
 

El Centro de Alerta de Tsunami del Pacífico no ha emitido hasta el momento aviso alguno sobre una eventual ola gigante. Fuentes del departamento de Protección Civil han afirmado que no han recibido ninguna información sobre daños materiales, ni sobre que escenas de pánico en Davao, donde al parecer se notó más el temblor de tierra.

Filipinas, al igual que Indonesia, se asienta sobre el llamado "Anillo de Fuego del Pacífico", una zona con gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida por unos 7.000 temblores al año, la mayoría de ellos de intensidad moderadas.