Gemelas Olsen
Las hermanas Olsen, Mary-Kate y Ashley, en una imagen de 2014. GTRES

El portal de series y películas Netflix ha lanzado este viernes su nueva serie original, Madres Forzosas, que sigue el argumento de la mítica serie de los 90 Padres Forzosos. A pesar de haber grabado una broma sobre las hermanas Olsen, la escena ha sido eliminada.

Tras confirmarse la ausencia de las hermanas que fueran protagonistas del proyecto, el equipo de la nueva serie pensó en tomárselo con humor. Por ello, en el primer capítulo el reparto bromea sobre la sospechosa ausencia de Michelle Tanner (caracterizada por las Olsen).

En el primer capítulo, la escena que la producción decidió emitir la protagonizan Stephanie y su padre. La niña le pregunta que dónde está su hermana pequeña y él le contesta: "Bueno, Michelle os manda un beso pero está ocupada en Nueva York llevando su imperio de moda".

Otra versión

El comentario terminó con todos los actores dirigiendo una mirada a la cámara. La idea la tuvo John Stamos que vuelve para recuperar su papel como tío Jesse: "Fue idea mía. Pensé, seamos simples y miremos a la cámara. Simplemente pensé que era divertido y transmitía la idea de que nosotros lo entendemos también".

La otra versión de la broma es que el tío Jesse se lamentaría de que las gemelas no regresasen rompiendo la cuarta pared para interactuar con el público gritando "¡un episodio!".  A continuación, recibiría una llamada telefónica y se dirigiría a la audiencia diciendo que son los abogados de las populares  hermanas.