El XIV Festival Internacional en el Camino de Santiago iniciará mañana una nueva oferta de su programa con el Mercado Medieval de las Tres Culturas, que se celebrará hasta en el jueves por el casco histórico de la capital jacetana.

Un centenar de puestos de artesanía, talleres demostrativos y numerosas actividades de animación callejera, con músicos, acróbatas y faquires, entre otros, trasladarán el corazón de Jaca a plena Edad Media, informaron fuentes del Ayuntamiento de Jaca.

La actividad comenzará mañana su andadura a partir de las 12:00 horas, aunque el horario del mercado será de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00 horas.

Los mercaderes cristianos se ubicarán en la plaza de la Catedral

El pregón inaugural, a cargo de uno de los grupos de animación que se podrá ver durante estos tres días las calles del Casco histórico jaqués, Ball de San Vito, tendrá lugar mañana a las 18:30 horas, en la plaza de la Catedral, emplazamiento que ocuparán los mercaderes y artesanos de la cultura cristiana.

 

La plaza del Marques de La Cadena y calles aledañas acogerá los puestos judíos, y la plaza Ripa, los correspondientes a la cultura árabe.

El Mercado Medieval

El Mercado Medieval está organizado por la Diputación Provincial de Huesca y el Ayuntamiento jaqués, con la coordinación de la empresa Acción Calle.
 

Se recrearán oficios casi desaparecidos
Este año está previsto que participen un centenar de artesanos y artistas, que recuerdan la incesante actividad mercantil que hubo en la ruta jacobea

Entre las ofertas, habrá productos gastronómicos y antiguos oficios así como talleres demostrativos, en los que se dará a conocer los secretos de oficios casi desaparecidos y aspectos exclusivos de cada una de las culturas que el mercado reúne: escribanos, árabes, repujado en cuero, cesteros, escriños, vidrieros, marquetería, un molino de agua o paseos en dromedarios y burros.

Junto a ellos, músicos callejeros, bailarinas, faquires, cuentacuentos, acróbatas o cetreros, entre otros, harán que las calles del Casco Antiguo de Jaca se conviertan durante tres intensos días en un verdadero mercado del medievo.