Las obras de instalación de una torre de energía prevista en el Plan Eólico de la Comunitat Valenciana han dejado al descubierto restos arqueológicos de una villa romana del siglo II, encontrada en un paraje a dos kilómetros al norte de la localidad de Viver.

Los arqueólogos encargados de dirigir las excavaciones, expertos de la empresa concesionaria de las obras, han hallado en la zona varias dependencias que formarían parte de la zona residencial de una villa rústica, incluyendo un hipocausto, el espacio inferior de una habitación destinada a baños que servía para calentar el agua de la que se servía.

En el lugar se han encontrado también varias columnillas de ladrillo macizo y algunos arranques de arcadas que soportaban el piso superior de las dependencias, así como algunas conducciones de agua de un manantial del que actualmente se abastece la población de Viver, según las mismas fuentes.

Las primeras apreciaciones de los expertos sitúan los restos descubiertos en torno al siglo II, época de la que también han encontrado dos monedas, una de ellas posiblemente del periodo del emperador Trajano.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE CASTELLÓN.