Más de 400.000 personas han sido evacuadas en Cuba, en su mayoría en las provincias del este, ante la amenaza del huracán Dean, que en su trayectoria por el Caribe ha empezado a dejarse sentir en la costa sur oriental de la isla, según fuentes oficiales.

Dean, el primer huracán de la temporada en el Atlántico Norte, se desplaza frente al sur de Jamaica con categoría 4 de la escala Saffir-Simpson (máxima de 5), arrastra vientos sostenidos de 230 kilómetros por hora y avanza rumbo oeste-noroeste, hacia la península mexicana de Yucatán, a razón de 30 kilómetros por hora.

Su proximidad ha provocado ya inundaciones en el extremo oriental de cUBA

Pese a que no impactará directamente en Cuba, su proximidad ha provocado ya inundaciones en el extremo oriental de la isla y marejadas con olas de hasta cuatro metros, aunque las autoridades cubanas no han hecho todavía una evaluación de los daños.

La Defensa Civil ha ordenado evacuaciones masivas en las provincias en riesgo, con especial atención en Granma (unos 850 kilómetros al este de La Habana), donde han sido evacuadas más de 276.000 personas, su vecina Santiago de Cuba (con cerca de 100.000 evacuados) y Guantánamo, con unos 30.000.

También en la provincia occidental de Pinar del Río han sido evacuadas al menos 20.000 personas ante la posibilidad de inundaciones y derrumbes de viviendas en mal estado, según la estatal Agencia de Información Nacional (AIN).

Más de 2.300 personas, entre turistas y trabajadores de establecimientos hoteleros, han sido desalojados de Cayo Largo del Sur, frente a las costas de Matanzas, cercano a la Isla de la Juventud.

Dean ha dejado al menos siete muertos a su paso por las islas de Santa Lucía, Dominica, República Dominicana y Haití.