Los países balcánicos acuerdan dejar pasar cada día a 580 refugiados

  • El número fue acordado en una reunión entre los jefes de policía de los cuatro países, aunque lo han negado.
  • Con esta medida se pretende frenar la llegada de refugiados a Europa central.
  • La introducción de topes máximos de acogida, estrictos controles de identidad y devolución de refugiados han creado malestar entre Austria y Grecia.
Refugiados de Siria, Irak y Afganistán caminan hacia un campamento temporal para inmigrantes en el pueblo de Miratovac, Serbia.
Refugiados de Siria, Irak y Afganistán caminan hacia un campamento temporal para inmigrantes en el pueblo de Miratovac, Serbia.
Djordje Savic / EFE

Eslovenia, Croacia, Serbia y Macedonia han acordado dejar pasar un máximo de unos 580 refugiados por día a través de sus respectivos territorios en su camino hasta Austria y Alemania, informó este viernes la Dirección general de policía eslovena (GPU).

Este número específico fue acordado ya el pasado 18 de febrero en una reunión entre los jefes de la policía de esos cuatro países y de Austria, aunque no fue hecho público hasta este viernes, informa la agencia de noticias eslovena STA.

Con esta medida, se pretende frenar la llegada de refugiados a Europa central, lo que al mismo tiempo está causando la retención de miles de emigrantes en Grecia, a donde llegan en su mayoría en botes desde la costa turca.

Incumplimiento del acuerdo

El acuerdo fue adoptado por consenso de todos los países, según las citadas fuentes, aunque Croacia aún no lo ha cumplido por completo.

"Croacia envió el jueves a Eslovenia un total de 850 refugiados, muy por encima del acuerdo adoptado, por lo que les recordamos el acuerdo logrado", señaló la policía eslovena.

Los países de la ruta balcánica acordaron la semana pasada en Zagreb aplicar rigurosos controles fronterizos para la entrada de los refugiados, en primer lugar entre Macedonia y Grecia.

Sin embargo, después de la reunión de la semana pasada los jefes de policía reunidos negaron que existieran cuotas fijas, aunque reconocieron que el tránsito dependía de la capacidad de Austria y Alemania de acoger a los inmigrantes.

"Los países firmantes se comprometieron a que el tránsito diario por los países de los Balcanes occidentales sería limitado a un número que permita un control eficaz de cada emigrante conforme a las reglas (del espacio) Schengen", explicó la policía eslovena este viernes.

La introducción de topes máximos de acogida, los estrictos controles de identidad y la devolución de refugiados considerados "económicos" han creado malestar entre Austria y Grecia.

Atenas se siente excluida de las decisiones unilaterales tomadas por sus vecinos más al norte y dice que éstas le perjudican.

Cada vez más refugiados quedan varados en territorio griego desde que se ralentizara el tránsito de los emigrantes a través de la ruta balcánica.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento