La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (Armh) inicia los trabajos de exhumación en una fosa común donde espera encontrar los restos de más de treinta republicanos represaliados en la época franquista, entre los que podrían encontrarse el alcalde y parte de la corporación municipal que tenía el Ayuntamiento de Aranda de Duero en el año 1936.

Las labores se llevarán a cabo en el conocido como monte de La Andaya, cercano a Lerma. El lugar de la exhumación se encuentra a pocos metros de otra fosa común con 56 cuerpos, que fue excavada el verano del año pasado.

Entre los más de 30 republicanos que se espera encontrar, podrían estar el alcalde y la corporación municipal de Aranda de Duero

Durante el verano de 2006 un grupo de voluntarios rastrearon la zona con un detector de metales y encontraron varios casquillos de bala, según informaron a Europa Press fuentes de Armh a través de un comunicado. La excavación será dirigida por Francisco Etxeberría, profesor de Medicina Forense de la Universidad del País Vasco , quien lleva colaborando con la Armh desde el año 2000.

El equipo que llevará a cabo la exhumación estará compuesto por 11 arqueólogos, cinco antropólogos forenses y dos miembros de la organización Psicólogos Sin Fronteras , que desde hace algo más de un año colaboran en las excavaciones de esta asociación acompañando a los familiares. Además participarán voluntarios de diferentes países, como Canadá, Japón, Guatemala y USA.

Traslado de los restos al País Vasco

Las labores de exhumación se desarrollarán durante diez o catorce días, dependiendo de la disposición de los cuerpos, lo que hace más o menos fácil la labor arqueológica. Seguidamente, los restos serán trasladados al Laboratorio del Departamento de Medicina Forense de la Universidad del País Vasco, para su posterior estudio identificativo.

Burgos es la provincia en la que más fosas comunes han sido exhumadas desde octubre de 2000

Burgos es la provincia en la que más fosas comunes han sido exhumadas desde que la Armh abriera la primera fosa común de la guerra de 1936, con técnicas arqueológicas y forenses, en octubre de 2000 en la localidad leonesa de Priaranza del Bierzo, donde fueron exhumados 13 cuerpos.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE BURGOS