Un niño de 12 años ha muerto este lunes después de que una pared se desplomara sobre él durante el sismo de 5,7 grados de magnitud en la escala de Richter sentido durante la tarde del domingo en el sur de Perú, informaron medios peruanos.

El diario El Comercio y la emisora Radioprogramas han señalado que el suceso se ha producido en el distrito de Guadalupe, en el sureño departamento de Ica.

Se desplomó la pared cuando estaba sentado en el exterior de su vivienda

Según la información, el niño, identificado como Víctor Ramos, estaba sentado en el exterior de su vivienda cuando, a las 22:11 horas se producía el sismo y se desplomó la pared.

El seísmo de 5,7 grados de magnitud se sintió también en Pisco, la ciudad más afectada por el terremoto que asoló Perú el pasado 15 de agosto y que, hasta el momento, se ha cobrado la vida de 503 personas.

Tuvo su epicentro a 53 kilómetros al oeste de Pisco y a 30 kilómetros de profundidad, de acuerdo al Instituto Geofísico del Perú (IGP).

El movimiento telúrico se ha sentido con una intensidad de 4 grados en la escala modificada de Mercalli en Pisco y la aledaña localidad de Chincha, de 3 en la ciudad de Ica y de 2 en la capital peruana.

Otro sismo, de 4,2 grados en la escala de Richter, sacudió Pisco a las 11:38 hora local (18:38 hora española), aunque no ha causado pánico entre la población, que ha afrontado más de 400 réplicas desde el catastrófico terremoto, una veintena de ellas de regular magnitud.