Isabel Preysler
Isabel Preysler. ARCHIVO

Se ha casado tres veces y tiene cincos hijos y un nieto. Esta frase resume los principales acontecimientos que han llevado a Isabel Preysler a ser quien es, aquellos por los que la conocemos y hemos sabido acerca de ella.

Tras una ajetreada vida, en la que destaca por el desarrollo de sus artes de seducción, últimamente la Preysler asegura que sus días son tranquilos junto a su marido, Miguel Boyer, que ella duerme todo lo posible, come poco y procura no cansarse, lo que por otro lado, tampoco le resulta difícil, pues son hábitos que ha adquirido con maestría a lo largo de decenios.

De la mano de Julio

Isabel nació en Manila, hija de familia acomodada y bien avenida. Su carrera de modelo se vio alegremente truncada cuando conoció a Julio Iglesias en 1971, en pleno auge de la carrera musical del cantante. Su vida, para muchos, comenzó en ese instante. Julio era en aquél entonces el truhán del que hablaban sus canciones, aunque los encantos de la bella filipina le empujaron sin remedio al matrimonio, que se celebró en Illescas cuando Isabel tenía 19 años. Los hijos llegaron pronto para Isabel, quien en sólo tres años alumbró a los primeros miembros de la actual tropa del cantante y también la suya: Chábeli, Julio José y Enrique.

Ocho años duró el matrimonio. Isabel crió a los hijos y se vio más bien sola, debido a los continuos viajes y compromisos artísticos del artista, por lo que la pareja decidió divorciarse. El tiempo compartido junto a Julio hizo conocer y disfrutar a Isabel de una vida llena de privilegios y lujos, en la que ella misma también fue brillando poco a poco con luz propia, hasta llegar a alcanzar en el futuro papeles estelares en la publicidad como imagen y modelo de exquisitez y refinamiento. Su imagen vale más que mil palabras. Y ella lo sabe y lo cobra, faltaría más. Duradero es su contrato con Porcelanosa, igual que los bombones signo de distinción que ha representado hasta hace muy poco.

Otros matrimonios

Pero el de Julio no es el único matrimonio de la filipina. De hecho, su vida, según los expertos, puede dividirse en referencia a los hombres con los que se ha unido, tres en total. El segundo lugar, lo ocupa Carlos Falcó, Marqués de Griñón, con quien se casará en secreto en 1980, separándose cinco años después, tiempo breve pero provechoso en el que viene al mundo su cuarta hija, Tamara.

Las peores crisis del matrimonio se achacaron a rumores que hablaban de un romance de Isabel con el entonces Ministro de Economía, Miguel Boyer. Nunca confirmados, lo cierto es que Boyer acabó ocupando el papel conyugal en la vida de la Preysler, junto a quien lleva ya diecinueve años. Fruto de este tercer matrimonio es su quinta hija, Ana.

Ella, estupenda

Siempre pendiente de sus cinco retoños, la Presley se dedica a sus labores y se asoma desde los anuncios y revistas, envuelta en un halo de exuberante, etérea e inalcanzable distinción. Y lo más sorprendente es que, aunque se nos muestra con cada vez menor frecuencia, sus apariciones en público siempre son muy comentadas, no sólo para admirar su clase y glamour de alta dama, si no sobre todo, para debatir qué clase de pacto ha firmado con el diablo para que, por su cara bonita, el tiempo, contra toda ley natural, transcurra en sentido contrario y ella cada vez esté más joven. Los años pasan para Isabel, pero pasan de largo.

Recientemente ha cumplido 56 y ha recibido a su primer nieto. Sus hijos, ya creciditos, hacen su vida y ella, la más estupenda, inigualable e inmejorable, sigue manteniendo su fulgurante papel desde el trono de corazones que se ha ganado a pulso, y sin despeinarse oiga.

CON MALA LENGUA

Rarezas...

Dicen que Isabel es una de las escasas amigas que ha hecho Victoria Beckham durante su estancia en España.

Adora...

La cirugía estética. Las joyas, los azulejos de calidad, los bombones..., esos rellenos con avellana y chocolate y recubiertos con almendritas, que se los come uno sobre todo en Navidad...

Anduvo con...

Tres amores, tres matrimonios: el cantante Julio Iglesias, el Marqués de Griñón Carlos Falcó y el ex ministro de Economía, Miguel Boyer.

MÁS FAMOSOS Y FAMOSETES

Sara Montiel, la eterna Sara

Paris Hilton, la pobre niña rica

Ana Obregón, la Barbie fantástica

George Clooney, el soltero de oro

Victoria Beckham, antes muerta que sencilla

Britney Spears, la Lolita descocada del Pop

Elsa Pataky, el morbo encarnado en mujer

Brad Pitt, cara de angel, cuerpo de pecado

Lindsay Lohan, historia de una adicción

Belén Esteban, genio y figura