Un hombre de 65 años se ha suicidado esta mañana en Miguelturra (Ciudad Real) en presencia de los efectivos policiales que pretendían detenerle después de que disparara a su hija, de 43 años de edad, cuando ésta intentó evitar que atacara a su actual compañera sentimental, que quería dejarle.

Gregorio A.F., disparó también a su compañera sentimental, al hijo de ésta y a una amiga, que habían ido a recogerla pues había decidido dejar la relación y regresar a Colombia, su país natal.

Estos últimos también resultaron heridos leves como consecuencia del tiroteo y lograron huir en un coche junto a la compañera sentimental del presunto homicida.

Fuentes de la Policía Local y la concejala de Mujer del Ayuntamiento miguelturreño, Esmeralda Muñoz, informaron del suceso, ocurrido sobre las 10.30 en el número 5 de la calle Isaac Peral, domicilio del fallecido, identificado como Gregorio A., quien presuntamente disparó a su hija, G.A., que fue trasladada al Hospital General de Ciudad Real con heridas en el abdomen y en un brazo.

Fuentes del Hospital General de Ciudad Real indicaron que la mujer ingresó consciente y en estado grave después de haber perdido gran cantidad de sangre por el abdomen, y agregaron que en estos momentos está siendo intervenida quirúrgicamente.

De forma fortuita

La concejala de Mujer del Ayuntamiento miguelturreño, Esmeralda Muñoz, relató que, según las primeras investigaciones, la mujer fue herida de forma fortuita mientras intentaba mediar en una discusión, puesto que el agresor pretendía atacar a su actual compañera sentimental, con la que convivía desde hace cinco o seis años.

El hombre fallecido era cazador, muy conocido en la localidad y nunca había dado ningún problema, según la concejala.

Al entrar en la vivienda, los Agentes de Policía hallaron a la víctima tendida en el suelo de un pasillo sangrando de forma abundante por el abdomen, según las fuentes de la Policía Local consultadas por Efe, que apuntaron que el hijo de la compañera sentimental del agresor y un acompañante de éste también presentaban heridas de carácter leve.

Los efectivos policiales localizaron al agresor en el patio de la vivienda armado con una escopeta e intentaron tranquilizarle al sospechar que podía suicidarse o incluso disparar contra los agentes.

Sin embargo, según las fuentes consultadas, antes de que pudieran reaccionar, Gregorio A. disparó y acabó con su vida.

De nuevo, de luto

Miguelturra vuelve a estar de luto por un crimen de violencia doméstica después de que el 21 de enero de 2007 Rosario Robles fuera acuchillada hasta la muerte por su marido , que posteriormente se ahorcó.

Rosario Robles fue la primera víctima de la violencia doméstica en Castilla-La Mancha en 2007.