Tarifa eléctrica
Imagen de una factura eléctrica JORGE PARIS

Dos de cada diez hogares tienen contratada más potencia eléctrica de la que realmente necesitan. Como consecuencia, los españoles pagamos un dineral de más en luz eléctrica. Según Red Eléctrica de España (REE), la potencia contratada por el conjunto de los consumidores –hogares y empresas– es de 175.000 megavatios (MW) cuando la capacidad instalada por el sistema eléctrico en el país es de 108.000 MW.

La diferencia entre una y otra, entre la potencia contratada y el consumo real del sistema, es de 7.000 millones de euros, a través de impuestos que ingresa el sistema eléctrico. Es lo que pagamos los españoles por la potencia eléctrica que no usamos.

Un estudio de Mirubee indica que más de 3,6 millones de hogares, dos de cada diez en España, tienen contratada más potencia de la necesaria. Una familia media suele tener 1,1 KW de más en su vivienda. Si estas familias se recortasen un tramo el término de potencia podrían ahorrar unos 52 euros/año por hogar.

Según algunos especialistas, es fácil saber si la potencia contratada es suficiente y podría haber margen para ajustarla. Si nunca ha saltado el automático puede ser una buena señal de que el margen de bajada puede ser mayor. Existen apps sirven para calcular la potencia que debemos contratar y algunas distribuidoras de energía eléctrica también ofrecen simuladores en sus propias webs.

Que nunca salte el automático es señal de que existe margen de bajada de potenciaDesde principios de este 2016, la reducción de la parte regulada de la factura eléctrica, que supone algo menos de la mitad del recibo, permite reducir su precio una media del 2,8% respecto a enero de 2015 y un 0,7 % respecto a diciembre pasado, ya que hubo una rebaja intermedia en verano.

A pesar de que el año ha comenzado con bajadas en la factura eléctrica, eso no cambia mucho: a la gran mayoría de los españoles el precio de la luz les sigue pareciendo caro. Según el estudio Situación de los suministros en los hogares españoles en 2015 de Fotocasa, el 84% de los consumidores españoles considera que el precio de la luz no se ajusta a su consumo mensual.