El príncipe de Inglaterra Guillermo, hijo mayor de Carlos de Inglaterra, y su pareja Kate Middelton disfrutan de una semana a solas en la paradisíaca isla Desroches en las Seychelles, considerada el lugar más romántico del mundo, que ha sido alquilada para el disfrute exclusivo de la pareja, según indica hoy el tabloide británico 'The Sun' .

Una fuente cercana al príncipe citada por este rotativo señaló que "Guillermo estaba desesperado por pasar algo de tiempo a solas con Kate y esta isla es perfecta porque es muy privada".

El tabloide también especula con la posibilidad de que el principe Guillermo le pida matrimonio a Kate, en ese incomparable marco.

Todo el complejo ha sido alquilado para ponerlo a disposición absoluta de la pareja
Además, si este destino normalmente se llena de parejas que celebran su luna de miel, en esta ocasión todo el complejo ha sido "alquilado" para ponerlo a disposición absoluta de Guillermo y Kate, indicó la misma fuente.

Guillermo se desplazó a la isla el pasado miércoles, mientras que la joven lo hizo un día antes, informa 'The Sun'. Parece que la pareja ha vuelto a retomar su relación tras haber hecho un paréntesis el pasado abril.

Matrimonio con Chelsy

Por su parte, el príncipe Enrique, el hijo menor de Carlos de Inglaterra, ha pedido a su novia, Chelsy Davy, que se case con él mientras ambos disfrutaban de un safari en Botsuana (África subsahariana), informa hoy el tabloide británico "Sunday Mirror".

La joven de 21 años, natural de Zimbabue, ha aceptado la romántica proposición de Enrique aunque la pareja no planea por el momento hacer un anuncio oficial de su compromiso.

Los jóvenes prefieren esperar a que Chelsey concluya sus estudios de política en la universidad de Leeds, en el norte de Inglaterra, a donde se mudará el próximo mes, señala el rotativo.