Dos personas resultaron heridas, una de ellas de carácter grave, al producirse una explosión, cuyo origen no ha sido aún determinado, en un piso de la tercera planta del número 35 de la calle de Embajadores, en el distrito de Centro.

Según informó un portavoz de Emergencias Madrid, los sanitarios del Samur-Protección Civil atendieron a un hombre de 30 años que presentaba quemaduras de segundo grado en el 15% de la superficie corporal, especialmente en cara, brazos y piernas.

Éste fue trasladado al hospital La Paz, donde ingresó en estado grave en la Unidad de Quemados.

Además, un varón de 38 años sufrió dos heridas penetrantes de carácter leve en el muslo derecho y fue conducido a la Fundación Jiménez Díaz.

La vivienda siniestrada, donde al parecer viven varios ciudadanos orientales, quedó completamente destruida, si bien no llegó a afectar a la estructura del edificio, según la primera inspección de los bomberos del Ayuntamiento de Madrid, que acudieron con dos dotaciones.

Onda expansiva

Como consecuencia de la onda expansiva nueve viviendas más del inmueble quedaron afectadas, con las puertas de la entrada dañadas y con algunas grietas en las paredes.

Los técnicos de Gas Natural comprobaron que la instalación estaba bien, según indicó el portavoz de Emergencias Madrid, quien añadió que, según las primeras investigaciones de los bomberos, la explosión pudo deberse a la acumulación de gases en la vivienda siniestrada, seguramente tras la utilización de un insecticida y la falta de ventilación, que hizo que al encender el interruptor de la luz se produjera la explosión.

En un primer momento, el Samur-Protección Civil habilitó un hospital de campaña ante la posibilidad de que hubiera habido más heridos.