Vallado Doñana
El polémico cercado que se está instalado en el entorno de Doñana. L. MARTÍN

Hace dos semanas saltó la polémica por la instalación del nuevo vallado en el entorno de Doñana en la carretera A-483 entre El Rocío y Matalascañas. La Junta de Andalucía, promotora del proyecto, ha asegurado que este cercado, que tendrá 27 kilómetros y tres metros de altura, evitará los atropellos del lince en esta vía y que está diseñado "específicamente" para la protección de esta especie.

La administración autonómica, que ha destinado un presupuesto de más de 800.000 euros a la obra, ha señalado, además, que cuenta con el aval de expertos de la Unión Europea.

Sin embargo, otros agentes de Doñana ya han mostrado su desacuerdo. El primero en criticar la nueva valla fue el Ayuntamiento de Almonte que lo calificó como "una aberración de tres metros".

Ecologistas han pedido la paralización cautelar de la valla hasta que se resuelvan las desavenencias entre las partes involucradas

Desde el consistorio se ha criticado la forma en que se ha puesto en marcha este proyecto ya que aseguran que no se ha preguntado a ninguno de los implicados en el Parque Nacional sobre la conveniencia de esta iniciativa.

A estas críticas, se sumaron los ecologistas que recientemente han pedido a la Junta la paralización cautelar de la valla hasta que se resuelvan las desavenencias entre las partes involucradas. La organización ha señalado que el nuevo vallado de Doñana "no cuida" el paisaje aunque lo considera "necesario".

Por su parte, la Asociación de Propietarios de Matalascañas han solicitado a los gestores del parque que concluyan las obras y se busque una alternativa. Consideran que el cercado compartimenta el terreno y obligará a la fauna a cambiar su hábitat natural. Según la asociación, la única solución viable es la elevación de la vía o su soterramiento.

Los Verdes, sin embargo, han recalcado que hay que sacrificar la estéticia para salvar al lince en Doñana.

Muchos sectores han coincidido en señalar la falta de alimento como la principal causa que está provocando las salidas de ejemplares de esta especie del Parque Nacional.

Desdoble de la carretera

Al margen de la idoneidad de la valla para solucionar el problema de los atropellos del lince, otro tema salió a escena de la mano del PP de Almonte. El grupo popular aseguró que el enfrentamiento directo protagonizado por el Ayuntamiento de Almonte y la Junta era un fraude.

La Federación Andaluza de Caza acusó a la Junta de un posible delito de prevaricación

Afirmaron que esta polémica se había creado con el único propósito de evitar un posible desdoblamiento de la carretera entre El Rocío y Matalascañas, una vía de alta siniestralidad.

Este desdoble ha sido el caballo de batalla de los propietarios de la zona que demandan una mejora de este tramo de carretera no sólo para proteger al lince sino también a los conductores.

Ante el debate que había suscitado el tema, la Junta salió al paso y anunció una reunión con el Consejo de Participación de Doñana para revisar las obras del vallado. Un encuentro que venían demandado los miembros de este consejo desde hace tiempo.

Concretamente, la Federación Andaluza de Caza acusó a la administración de un posible delito de prevaricación al ejecutar una obra "no aprobada" previamente por la asamblea ni por el antiguo patronato.

Por su parte, el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, consideró que la valla era una "medida lógica y correcta" y aseguró que el día que se constituyó el Consejo de Participación de Doñana, el pasado mes de julio, el director del parque, Juan Carlos Rubio, informó sobre la valla y sólo la Federación de Caza puso algunas objeciones.

La consejera de Medio Ambiente, Fuensanta Coves, también salió al paso y reconoció que la estética de la valla "siempre se puede mejorar" pero que era técnicamente "impecable".

Mientras se espera una fecha definitiva para la reunión, diferentes sectores siguen avivando la polémica. Con el nuevo vallado se ha sumado otro tema a los habituales problemas del entorno de Doñana.

El tema de la reordenación del agua, la conexión Huelva-Cádiz a través de una carretera que pasaría por Doñana o las demandas de los mariscadores son sólo una muestra de la polémica casi permanente que rodea al Parque Nacional.

CONSULTE AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE HUELVA