Aribert Heim
El criminal nazi Aribert Heim, más conocido como el 'Doctor Muerte'. ARCHIVO

Tras más de medio siglo huido de la justica, Alemania y Austria han lanzado un último intento de capturar a uno de los criminales nazis más buscados del planeta, Aribert Heim, quien, según sus informes, podría estar en Chile, informa BBC Mundo .

Así, los carteles de búsqueda son impresionantes y las autoridades alemanas han ofrecido una recompensa de unos 118.495 euros y las austriacas otros 51.848 por datos que lleven a su detención. De un 1,90 m de estatura y con una cicatriz en forma de "V" que le atraviesa la comisura derecha de sus labios, se le debería identificar con facilidad.

Sobre su escritorio tenía un pisapapeles hecho con el cráneo de un muchacho de 18 años
Heim, un austriaco de 94 años de edad, era conocido entre los prisioneros de los campos de concentración de Buchenwald y Malthausen como el 'Doctor Muerte'. Sus experimentos consistían en inyectarles a los reclusos sustancias tóxicas, como el benceno, y cronometrar su agonía o extirpar sus órganos sin anestesia.

Sobre su escritorio, tenía un pisapapeles hecho con el cráneo de un muchacho de 18 años que él mismo ejecutó, según sus anotaciones, "por su dentadura perfecta". En otra ocasión, un tatuaje inusual de un preso despertó su interés, así que lo mató e hizo con su piel la pantalla de una lámpara para su escritorio.

Para documentar la larga lista de sus atrocidades no se necesitaron testigos, ya que el mismo Heim describía detalladamente cada uno de sus experimentos, en libretas.

Sus escapadas

Hasta 1962, Heim trabajó tranquilamente como ginecólogo en Alemania. Cuando se dictó una orden de captura en su contra, su primer destino fue Egipto.

Mide 1,90 y tiene una cicatriz en forma de V que le atraviesa la comisura derecha de sus labios
Luego siguió una larga serie de escapadas, que pasaron por España, Uruguay (en Paysandú y Fray Bentos, con una consulta de ginecólogo y psiquiatra entre 1979 y 1983), probablemente en Argentina y Paraguay, hasta su vuelta a España, al balneario de Denia, cerca de Valencia, donde se mantuvo presumiblemente hasta 2005.

La Policía española, alertada por sus colegas alemanes, llegó hasta su presunto domicilio, pero otra vez las órdenes de captura llegaron demasiado tarde. Heim escapó de nuevo y la justicia alemana supone que, desde 2006, se esconde en Latinoamérica, presumiblemente en Chile.