El Tribunal Administrativo de Baviera ha autorizado la manifestación convocada este sábado en Gräfenberg por el ultraderechista Partido Nacional Democrático (NPD ) por el 20 aniversario de la muerte de Rudolf Hess , lugarteniente de Hitler.
Pueden acudir a la ciudad hasta un millar de neonazis

La cámara ha permitido la marcha al considerar que no es una alternativa a la anteriormente convocada en la asimismo localidad bávara de Wunsiedel, donde está enterrado Hess, prohibida por el Tribunal Supremo Administrativo.

El alcalde de Gräfenberg, Werner Wolf, ha expresado su malestar por la autorización, que calificó de "escandalosa", y advirtió que ello puede atraer a la ciudad hasta un millar de neonazis, dada la prohibición expresa decretada en otros puntos del país.

Varios partidos parlamentarios han llamado a participar en una contra-manifestación en esa misma ciudad para plantar cara a los neonazis.

Las autoridades del estado de Sajonia Anhalt, en el este de Alemania, impusieron la prohibición de manifestaciones ultraderechistas hasta el próximo domingo, en previsión de marchas neonazis.

Hess se suicidó con 93 años el 17 de agosto de 1987 en la cárcel de Spandau (Berlín), bajo custodia de los aliados.

Era por entonces el último reo de la penitenciaria, donde había pasado 46 años, y en los ambientes neonazis es considerado una especie de mártir.