La top model Inés Sastre, que se encuentra pasando sus vacaciones en la exclusiva urbanización de Sotogrande, en Cádiz, está feliz porque su hijo Diego ha dado sus primeros pasos.

Madre e hijo disfrutaron de un agradable día en la playa y la cotizada modelo se mostró encantada con los progresos de su pequeño, fruto de su matrimonio con el empresario italiano Alex Corrías.

Diego, que cumplirá un año el próximo 21 de agosto, paseó con su madre de la mano, quien le incitó a gatear y a jugar. Inés le hizo carantoñas y rió feliz a su lado.
Inés acudió a la playa con un escotado bañador blanco que dejaba ver su figura, muy recuperada después de su maternidad.