Sánchez: "Si alguien considera que no es un pacto de izquierdas, que me digan dónde"

  • Los líderes del PSOE y Ciudadanos han firmado el pacto de legislatura en el Congreso de los Diputados.
  • Rivera mira al PP y pide a otros partidos "constitucionalistas" que sean generosos y que se sumen al acuerdo.
  • Sánchez abre la puera a otros partidos "a izquierdas y a derechas".
  • Así es el pacto entre PSOE y Ciudadanos.
Sánchez y Rivera, antes de firmar el pacto de legislatura en 2016.
Sánchez y Rivera, antes de firmar el pacto de legislatura en 2016.
EFE
Pedro Sánchez y Albert Rivera han firmado esta mañana el acuerdo alcanzado entre PSOE y Ciudadanos para un Gobierno "reformista y de progreso". El acuerdo, al que han querido dar carácter solemne, se ha escenificado en la sala Constitucional del Congreso de los Diputados. Tras el saludo de ambos a los primeros espadas de sendos grupos parlamentarios, han ocupado la mesa central para estampar su firma.

Mensaje a Podemos nada más firmar con Ciudadanos un pacto de "gobierno" y "legislatura" que incluye más más de 200 reformas, incluida una esprés de la Constitución. "Si hay quien considera que no es un acuerdo de izquierdas, que lo lean y me digan dónde no es de izquierdas", ha dicho el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en la rueda de prensa posterior a la rúbrica del pacto. "Quien se presenta es un candidato del PSOE", ha añadido.

Sánchez y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera,  han firmado este miércoles en el Congreso el acuerdo "para un gobierno reformista y de progreso" por el que C's se compromete a votar favorablemente la próxima semana la investidura del candidato socialista, tal y como ha aprobado este miércoles su Ejecutiva Nacional.

 "Es un acuerdo abierto, progresista, reformista, que no excluye a nadie, que no confronta con nadie", ha defendido Sánchez, para quien "el que diga" que los diputados de PSOE y Ciudadanos no son suficientes (suman 130 de 350) es que "no ha entendido nada". "Es un acuerdo histórico entre dos formaciones de ámbito nacional" que no sólo pactan una investidura, sino que acuerdan "una senda reformista y progresista".

"Aquí no ha cedido nadie", ha subrayado el líder socialista, aunque admite que llegar a ese pacto "no ha sido fácil". "Es un acuerdo para que se produzca el cambio político en este país (...) está hecho pensando en el bien común", ha explicado, y ha añadido que aunque no logre ser investido la semana que viene, el pacto se mantendrá vigente por que no tiene "caducidad".  

Además, ha recalcado que está abierto a otras formaciones."Para mí es un honor compartir el acuerdo con Albert Rivera y con Ciudadanos, y espero tener el honor de compartirlo también con otras fuerzas políticas". En este sentido, ha invitado a la izquierda a estudiar el documento. "Para mí es un honor compartir el acuerdo con Albert Rivera y con Ciudadanos, y espero tener el honor de compartirlo también con otras fuerzas políticas”, ha dicho, "a izquerdas y a derechas".

Albert Rivera, que ha comparecido en primer lugar, también ha mirado hacia otros partidos, a quienes ha pedido "valentía" y "generosidad" para sumarse al pacto, especialmente a "aquellos que defienden la unidad de los españoles y un Gobierno constitucionalista y una economía solvente que cumpla con España y con Europa".

"No lo podemos hacer solos (...) Vamos a tener que buscar apoyos y convencerlos de que se sumen a este acuerdo de constitucionalistas", añadió el líder de C's, que no descartó entrar en el Gobierno "para ejecutar este acuerdo, que sienta las bases para una segunda Transición".  En cualquier caso, dijo que no es un tema "prioritario". A su juicio, lo relevante es garantizar que el acuerdo se cumpla y eso, ha indicado, se puede hacer tanto desde dentro como desde fuera del Ejecutivo.

Muchos asistentes a la firma

La firma del documento, que se ha celebrado en la sala Constitucional, una de las más solemnes y que está presidida por los retratos de los siete "padres" de la Carta Magna, ha contado con la presencia de los equipos negociadores de PSOE y Ciudadanos, encabezados por sus respectivos portavoces, Antonio Hernando y Juan Carlos Girauta.

El extenso documento del acuerdo recoge el programa de ese nuevo ejecutivo, en el que destaca una reforma de la Constitución, una reforma fiscal y laboral, un importante paquete de medidas sociales, una defensa cerrada de la unidad de España y un rechazo frontal a la consulta soberanista en Cataluña.

Han sido muchos los dirigentes del PSOE y de Ciudadanos que han querido asistir a la firma, como el secretario de Organización socialista, César Luena; la secretaria de Relaciones Internacionales, Carme Chacón; el responsable económico de C's, Luis Garicano, o los líderes de C's en Cataluña, Inés Arrimadas, y en Andalucía, Juan Marín.

Sánchez y Rivera han acudido a la cita con traje oscuro, camisa blanca y corbata, y han firmado sus respectivos documentos del acuerdo sentados en la mesa en la que habitualmente trabajan los taquígrafos.

Antes de la firma, ambos líderes han saludado a los miembros de los equipos negociadores que estaban en la primera fila y al término han recibido los aplausos de los asistentes. Rivera se ha acercado al socialista José Enrique Serrano, miembro de la comisión negociadora, para agradecerle su "buen trabajo" por el acuerdo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento