Torres niega irregularidades en las facturas cruzadas, aunque admite la "complejidad" de Nóos

  • Niega que la infanta o Ana María Tejeiro lideraran proyectos en Nóos.
  • El exsocio de Urdangarin declara que la Casa del Rey dio las instrucciones para crear la Fundación Deporte para el exduque de Palma.
  • El "alto funcionario de Hacienda" que supervisaba la actividad fiscal de Nóos, ha afirmado, asesoró a Don Juan de Borbón con su herencia.
  • Asegura que "es mentira" que Nóos no cumpliera con los términos del segundo convenio con la fundación Illesport del Gobierno de Baleares.
  • Torres asegura que la Casa del Rey y Hacienda lo supervisaban todo.
Diego Torres, durante su segundo día de declaración en el juicio de Nóos.
Diego Torres, durante su segundo día de declaración en el juicio de Nóos.
AUDIENCIA DE PALMA
Diego Torres, el ex socio del marido de la infanta, ha asegurado que Urdangarín no participó en la segunda fase del Instituto Nóos en el segundo día de declaración. Además, ha sostenido que dejó la presidencia del mismo por "recomendación del abogado del rey". Por otro lado, Torres ha dicho que él no cobró "nada" del Instituto.

El acusado Diego Torres, ex socio de Iñaki Urdangarin en Nóos, ha vuelto a implicar a la Casa del Rey en su segundo día declaración ante el tribunal, aunque ha desvinculado a la infanta Cristina y a su mujer, Ana María Tejeiro, de la gestión del Instituto. El acusado ha negado además que la facturación en la red de empresas de Nóos tuviera irregularidades y ha vuelto a poner de manifiesto sus carencias en materia fiscal.

Nada más empezar a contestar al fiscal Pedro Horrach, Torres ha desmentido a los ex altos cargos del Govern balear que declararon hace unos días en relación a los impagos a Nóos. Dijeron, entre ellos Gonzalo Bernal, de Illesport, que no estaban cumpliendo el convenio. "No nos pagaban porque había una pregunta parlamentaria —del PSOE—, nos dijeron —Pepote Ballester— que si no nos pagaban no había de qué quejarse", ha asegurado.

Ballester manifestó que fue el entonces presidente del Govern Jaume Matas quien le ordenó en la semana previa a las elecciones autonómicas de mayo de 2007 que completara los pagos pendientes a Nóos, aunque según el director general los trabajos no se habían realizado.

El acusado ha insistido en que "es mentira" que Nóos no estaba cumpliendo los términos del convenio. Y ha admitido que recurrió entonces a Iñaki Urdangarin para que hiciera llamadas, tal y como confirmaron los ex altos cargos. Del exduque ha dicho que por aquel entonces estaba "triste" ya que no podía participar en el Forum de 2006 —la Casa del Rey "se lo impidió"—, pero que le llamaban para contarle todo lo que ocurría.

Según Torres, los convenios firmados con Baleares contaron con "cinco o seis niveles de supervisión" y ha aseverado que todos los trabajos se realizaron. Asimismo, ha afirmado que "las mentiras que se han escuchado estos días son alucinantes" y ha insistido en que tiene "muchas ganas" de hablar de las facturas que se han considerado falsas en el juicio. Ha cargado contra Hacienda y contra los gastos que no se les admitieron.

Sobre las empresas que rodeaban a Nóos —Aizoon, Shiriaimasu, etc—, ha admitido que sus trabajadores coincidían en la misma sede; también, que una de las empresas tenía la sede fiscal en el domicilio de Marco Antonio Tejeiro. Torres ha explicado que ni él ni Urdangarin cobraban un salario del Instituto Nóos, solo "facturaban sus honorarios" en función de los trabajos que iban realizando.

"En el único sitio en el que estábamos al 50% era en Nóos Consultoría. Por eso le compré sus participaciones", ha afirmado. Torres ha señalado que, inicialmente —en 2003—, ambos exsocios cobraban 700 euros al mes a través de Nóos Consultoría Estratégica. "Fíjese qué ánimo de lucro tan desmesurado", ha ironizado. Conforme pasaban los años las ganancias eran mayores y, a partir de 2008, cuando Torres se quedó solo al frente de la empresa, "fueron mayores los dividendos; eso sí, pagando los impuestos pertinentes".

La infanta no lideró proyectos

Tras un receso de más de media hora hacia las 11 de la mañana, Torres ha explicado ante las preguntas del fiscal que ni la infanta Cristina ni su esposa, Ana María Tejeiro, lideraron ningún proyecto en Nóos, aunque ambas formaran parte de su junta directiva.

Después, ha detallado cómo nació a finales de 2006 la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social, considerada heredera del Instituto Nóos y de la que Iñaki Urdangarin formó parte después de que se le aconsejara dejar este Instituto. Torres ha dicho que fue el abogado de la Casa del Rey, el conde de Fontao, el que aconsejó a Urdangarin la manera en la que podría trabajar en una fundación relacionada con el deporte tras dejar la Presidencia de Nóos, aunque siguiera vinculado a varios de sus proyectos.

A Urdangarin, ha explicado, le quedó "una sensación de: ¿Y yo a qué me dedicaré? ¿En qué emplearé el tiempo?". Ser parte de consejos de administración de empresas y otros proyectos personales, ha añadido, no le "llenaba" porque no tenían que ver con deporte, que era lo que "realmente" le gustaba, por eso se le aconsejó fundar otra fundación "sin ninguna implicación económica, simplemente para seguir en el mundo del deporte".

El acusado ha contado que el asesor jurídico del jefe del Estado disolvió el primer intento —la Fundación Areté, que habían constituido en un principio— y les indicó que la disolvieran y que lo mejor era que "unos empresarios constituyeran la fundación y que más adelante invitaran a Urdangarin a ser presidente", no que desde el principio figurara él como la cara visible.

"Fuimos a la notaría siguiendo las instrucciones del señor Romero", ha declarado. Esto incluyó que un empresario —Joaquim Boixareu— se prestara a constituir la fundación con su nombre, al que luego se le pagó por los servicios prestados, según una factura que consta en el sumario. Torres ha dicho que "se le pagó el importe para no discutirlo", pero que en principio no estaba establecido que se tratara de un trabajo.

Romero, según Torres, participaba "en las reuniones de mecenazgo de la Fundación"; el acusado ha explicado que, por ejemplo, Telefónica "acabó siendo uno de los mayores donantes de la Fundación Deporte".  Fue Romero, ha dicho, el que recomendó también que la Fundación Madrid 2016 realizara una donación de 114.000 euros a la Fundación Deporte, aunque la Fiscalía afirma se destinó a pagar servicios de "lobby" de Urdangarin.

El "alto funcionario" de Hacienda

Durante las preguntas de la representante de la Abogacía del Estado, Torres se ha vuelto a referir al "alto funcionario de Hacienda" que nombró el martes y con el que Miguel Tejeiro se reunía "cada mes de junio" para la supervisión fiscal de Nóos. Federico Rubio Carvajal, ha dicho el acusado, era la persona que "velaba" por que todas las operaciones tributarias que afectaban a miembros de la familia real estuvieran bien y que asesoró a Don Juan de Borbón, pare del rey Juan Carlos, con su herencia.

La letrada le ha preguntado por el cargo concreto de esta persona y por los documentos que se le llevaban y Torres ha contestado que "entiende" que todas las declaraciones de personas "de influencia". "¿Está eso documentado?", ha preguntado la abogada; "Es lo que se me dijo", ha contestado el acusado. Torres ha declarado no saber de temas fiscales, no saber la diferencia "entre trabajador y subcontratado" y no saber qué es una deducción.

Tampoco conoce, ha dicho a preguntas de la abogada, la ley de facturas y la ley el IVA. "A mi me parece normal que si una empresa considera que un servicio se ha prestado por dos conceptos relacionados, ponga la misma fecha para los dos", le ha explicado Torres, citando "el sentido común". El abogado del acusado ha protestado porque considera que la abogada le estaba haciendo a su cliente "un examen de derecho".

Torres no ha sabido responder a las preguntas sobre las dos regularizaciones fiscales que ha realizado ni si se llevaron a cabo después de que se le empezara a investigar. Y ha dicho que 'se le dijo' que Luxemburgo no era un paraíso fiscal antes de que él decidiera abrir en un banco de ese país una cuenta; "¿Sabe que si pone en Google "lista de paraísos fiscales", aparece?", le ha espetado la abogada, "¿Sabe en qué puesto está Luxemburgo? El 41", ha insistido. El acusado ha dicho desconocer qué decían sus declaraciones de Hacienda, ya que siempre se las hizo su cuñado.

Las facturas cruzadas

La Abogada del Estado le ha enseñado a Torres un gráfico con todas las facturas cruzadas entre las empresas en España de Nóos entre 2004 y 2008, que ha cifrado en 425 por un valor de más de 8 millones de euros.

Al principio, el acusado ha dicho que le parecía mucho —con reproches incluidos del estilo "Menos mal que no han puesto a Esade" o "Muchas ni siquiera son ciertas"—, aunque después, muy contrariado, ha intentado explicar que las empresas facturaban en función de los proyectos.

Torres ha reconocido la "complejidad" de la red de empresas, que le llevó a reducirla a una a partir de 2008, y ha elevado el tono de nuevo al intentar argumenta por qué las empresas tenían pocas personas en plantilla en 2007 y facturaban cantidades altas.

Se ha atribuido la dirección de todas las empresas —menos De Goes—, salvo la etapa en Nóos Consultoría en la que tenía como socio a Urdangarin, y ha excluido a su mujer Ana María Tejeiro de la administración: "Ya he explicado las razones" por las que había cosas a su nombre, ha dicho. Anteriormente, dijo que desde siempre su mujer constaba al 50% con él en todas sus empresas 'por si le pasaba algo'.

Torres ha declarado que no entró en el patronato de la Fundación Deporte hasta 2009 y que antes colaboró como "voluntario".

Torres admite que Nóos no descontó patrocinios del coste de los IBforum

El exsocio de Iñaki Urdangarin ha admitido que el Instituto Nóos no descontó de los 2,2 millones de euros que cobró del Govern balear por organizar dos Illes Balears Forum los patrocinios privados que obtuvo de Air Europa y Melià.

Torres ha explicado que solo consiguieron patrocinadores privados de cara a la organización del segundo de los foros, motivo por el que el segundo evento costó 1,1 millones, frente a los 1,2 del primero.

Ha dicho que, a raíz del Illes Balears Forum de 2005, algunas empresas se comprometieron a hacer aportaciones para dar continuidad al forum el año siguiente. "Por eso mismo se produce una rebaja de 100.000 euros a instancias nuestras", ha puntualizado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento